Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

memoria histórica | Vestigios franquistas en el municipio

La Concepción mantiene una lápida que atribuye falsos méritos a Franco

La placa, además de chocar con la Ley de Memoria Histórica, recoge que el templo se reconstruyó por decisión del dictador | El cronista oficial tumbó en 2019 ese relato

La placa de la iglesia de La Concepción. Andrés Gutiérrez

Una lápida que ensalza a Franco y que, además, le atribuye unos méritos falsos. Esa es, resumidamente, la historia de la placa franquista de la parroquia matriz de Nuestra Señora de La Concepción de La Laguna. Se trata de una pieza de mármol ubicada junto a la puerta que da acceso al templo por el lado de la torre y que, por más que pasa el tiempo, no es retirada. Fue foco de polémica en 2018 y tuvo presencia en los medios de comunicación en algún otro episodio posterior de menor alcance. Pero ahí sigue. «No tengo ninguna noticia al respecto», expresó días atrás el vicario general y portavoz del Obispado de Tenerife, el sacerdote Antonio Pérez, al ser preguntado por si había alguna novedad con la losa.

«La reconstrucción de esta iglesia matriz se debe a la decisión personal del jefe del Estado español, don Francisco Franco Bahamonde, que tomó a su cargo rescatar para la historia isleña esta joya de nuestro acervo artístico, siendo obispo de la diócesis el Dr. D. Luis Franco Cascón», reza el rótulo. En el mismo tono solemne, añade con fecha de diciembre de 1976: «Al valorar dicho prócer y magnífico gesto, en constancia de inmensa gratitud, se coloca esta lápida para perenne memoria de tan fausto acontecimiento».

La placa se refiere a las obras que se ejecutaron en el inmueble religioso tras el hundimiento que sufrió la techumbre en 1972. Esas actuaciones comenzaron en febrero de 1973 y supusieron, entre otras labores, el desmontaje y reconstrucción de las zonas afectadas y el traslado del coro a la capilla mayor. Aquel derrumbe y lo que vino después fue abordado con detalle en 2019 por el cronista oficial de La Laguna, Eliseo Izquierdo, en el artículo La lápida franquista de la iglesia de la Concepción, publicado en EL DÍA.

Tras enhebrar Izquierdo una minuciosa sucesión de hechos, concluye que el dictador poco tuvo que ver con la obra. «Está claro que de ‘decisión personal’, nada de nada, y de que ‘tomó a su cargo rescatar para la historia isleña esta joya de nuestro acervo artístico’, lo mismo. Sin embargo, al finalizar las obras en diciembre de 1976, cuando la democracia comenzaba a abrirse paso trabajosamente, un nostálgico más papista que el papa, que este periodista no sabe bien pero sospecha quién fue y por ello no da nombre, le atribuyó lo que los propios documentos oficiales desmienten de forma categórica», recoge en el penúltimo párrafo del texto.

La pieza de mármol se sitúa junto a la puerta que da acceso a la iglesia por el lado de la torre

decoration

El también historiador termina: «Cree el periodista que no será necesario apelar siquiera a la Ley de la Memoria Histórica para que sea retirada la lápida que en la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción de San Cristóbal de La Laguna mantiene la falacia de que su reconstrucción se debió ‘a la decisión personal’ del entonces jefe del Estado. Bastará con respetar la realidad incontrovertible de los hechos. La Iglesia católica, que se autoproclama maestra de la verdad, no puede menos que hacerlo sin demora, por coherencia con sus propias atribuciones. Lo contrario sería mantener una impostura en un lugar sagrado».

La actuación, así como las respuestas de la Iglesia durante estos años al ser preguntada al respecto, han ido en la línea de la aportada hace unos días. En el mismo sentido, por la parroquia de Nuestra Señora de La Concepción han ido pasando diferentes párrocos sin que esos cambios tampoco hayan llevado a la retirada de la pieza. Miembros del entorno religioso local han tratado de defender la placa en anteriores episodios polémicos apelando a que se trata del interior del templo o atribuyéndole un valor histórico del que carece, dado que apenas cuenta con 45 años de antigüedad y no sobresale artísticamente.

Unidas modula su postura

Unidas se Puede, que forma parte del grupo de gobierno de La Laguna, mantuvo durante el pasado mandato un activo papel para la eliminación de los vestigios del franquismo que se encuentran en el municipio y de la placa de La Concepción en particular. Sin embargo, y tras dejar la oposición, las posturas de la coalición de izquierdas han experimentado una modulación que también ha afectado a este asunto. «Es un edificio que es de propiedad privada y tiene que ser el Obispado el que proceda a la retirada de esa placa», manifestó en 2019 el primer teniente de alcalde y líder de Unidas, Rubens Ascanio.

En el actual período de gobierno, el Pleno del Ayuntamiento de La Laguna aprobó una moción para proceder a la retirada de elementos que chocan con la Ley de Memoria Histórica. También se encontraba ahí la lápida en cuestión, sobre la que se iba a pedir al Obispado su retirada. Pero ni su eliminación ni otras acaban de cristalizar. En aquella ocasión, en julio de 2021, Ascanio defendió que los espacios públicos «no pueden mantener los reconocimientos a personas que defendieron la privación de libertades y el uso masivo de la violencia para poner fin a una democracia y sustituirla por una dictadura».

Rubens Ascanio, que era uno de los firmantes de aquella iniciativa plenaria, expresó por entonces: «Por encima de todo, es una cuestión de hacer cumplir una ley, la de Memoria Histórica, aprobada en el Congreso». El concejal recordó que La Laguna ha sido un municipio «adelantado» en la eliminación de las menciones franquistas, incluso antes de la aprobación de esta norma. «Ya desde el regreso de la democracia, con Pedro González como alcalde, el Ayuntamiento comenzó a retirar menciones al franquismo de su espacio público», indicó.

Nuevo acuerdo con el Obispado

El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, visitó el pasado viernes la Casa de los Capitanes para suscribir un nuevo convenio con el Ayuntamiento de La Laguna por importe de 25.000 euros, según indicaron fuentes oficiales del grupo de gobierno. El acuerdo había sido aprobado por la Junta de Gobierno el 21 de junio y, en concreto, está dirigido a la cofinanciación del proyecto Visitas de las iglesias conventuales y templos de San Cristóbal de La Laguna. La iniciativa recoge recorridos por la parroquia matriz de Nuestra Señora de La Concepción, el Palacio Salazar (sede del Obispado), el antiguo convento de Santo Domingo y la iglesia del monasterio de las Clarisas. «Expediente relativo a la concesión de una subvención nominativa a favor del Obispado de Tenerife, por importe de 25.000 euros, para la cofinanciación del proyecto de conservación y difusión del patrimonio cultural denominado Visitas de las iglesias conventuales y templos de San Cristóbal de La Laguna», recoge textualmente el punto abordado por la Junta de Gobierno para destinar esta aportación económica a la entidad religiosa. | D.R.

Compartir el artículo

stats