Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Rosario / La Laguna

Gil arranca un compromiso para evitar que la cárcel dañe el acuífero

Se estudia sumar a la obra el alcantarillado de los caminos La Cañada y Guillén

Vista panorámica del Centro Penitenciario Tenerife II. E. D.

La insistencia del alcalde de El Rosario, Escolástico Gil (IR-Verdes), para dar con una solución ante los problemas de suministro de agua del Centro Penitenciario Tenerife II y del entorno de Llano del Moro, así como para salvaguardar el acuífero, se transformó ayer en un nuevo paso. De una reunión celebrada en Aguere entre el Ayuntamiento de La Laguna, el de El Rosario y el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana (PSOE), salió el compromiso de este último de «estudiar técnicamente tanto la propuesta inicial como el añadido, a través de la convocatoria de un nuevo encuentro con técnicos de las tres administraciones». En esencia, la obra supondría la incorporación de nuevas conducciones.

«Es un proyecto importante para la mejora de un servicio esencial como es el agua y trasladaré a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias la trascendencia de una actuación en la que deberemos estudiar los pormenores de la misma, así como las posibles fuentes de financiación», detalló Pestana en una nota remitida por el Consistorio lagunero.

Para entender la problemática hay que recordar que el Ayuntamiento de El Rosario se ocupa tanto del abastecimiento de agua como del saneamiento y depuración de las aguas de la cárcel. Y esto le viene trayendo algunos quebraderos de cabeza. No en vano, la institución local ya expresaba públicamente en octubre de 2019 la necesidad de un mayor apoyo del Estado. Cabe indicar que las fuentes de abastecimiento de El Rosario son en parte propias (29%) y el resto proceden de compras (61%). El citado 29%, cuyo origen está en dos pozos de abastecimiento, acaba yendo en parte al centro penitenciario. «En cuanto a la compra de agua, es un volumen muy importante, que equivale a varios millones de euros anuales», habían cifrado días atrás desde el Consistorio rosariero.

En este encuentro en la Casa de los Capitanes se sentaron los alcaldes de La Laguna y de El Rosario, Luis Yeray Gutiérrez (PSOE) y Escolástico Gil, respectivamente; Anselmo Pestana; la primera teniente de alcalde de El Rosario, Sara Cabello (IR-Verdes), y el ingeniero redactor de la memoria del proyecto Conducciones de distribución de agua potable al Centro Penitenciario Tenerife II. El objetivo, según recoge la nota de prensa, es el de «avanzar en el proyecto de mejora de las conducciones de agua potable al Centro Penitenciario Tenerife II, que beneficiará también a zonas cercanas de Llano del Moro, y proponer una serie de añadidos para ejecutar la red de saneamiento y, de esta forma, salvaguardar la calidad de las aguas del acuífero del que se nutren, en gran parte, ambos municipios».

Sobre la mesa también se puso la necesidad de aprovechar esta actuación para ejecutar la red de saneamiento de zonas limítrofes de La Laguna y de El Rosario, como el camino La Cañada o el camino Guillén y, de ese modo, contribuir también a la protección de la calidad del acuífero. «Actualmente estos núcleos carecen de saneamiento y las aguas negras se eliminan a través de pozos sépticos», expone la nota.

La inversión, que se barajó en un principio en 2,7 millones de euros, ascendería a los 3,2 millones, si se incluyera el alcantarillado. El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, valoró de forma positiva el encuentro mantenido porque «“refleja el compromiso interadministrativo existente para solventar las necesidades y demandas vecinales».

Compartir el artículo

stats