Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bajamar, en La Laguna, afronta el verano con dique renovado

Quinientos doce bloques de hormigón de 30 toneladas cada uno protegen la playa

El nuevo dique de Bajamar. E. D.

Bajamar afronta el verano con su dique renovado después de que se hayan llevado a cabo en él labores de reconstrucción. Quinientos doce bloques de hormigón de 30 toneladas cada uno refuerzan la reparada estructura. El conjunto fue visitado ayer por el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, y el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, para anunciar la finalización de los trabajos, en los que también se realizaron mejoras adicionales en las inmediaciones del rompeolas.

«La ejecución de este proyecto da respuesta a una reivindicación histórica de las familias de Bajamar y del municipio y permite recuperar una de las zonas de baño con más afluencia, facilitando con ello el desarrollo turístico de la costa», expresó el presidente insular, que también destacó la «celeridad» de la actuación, «que ha sido llevada a cabo por el Cabildo con carácter de urgencia y en la que se ha cumplido con los plazos establecidos». Martín indicó que la zona necesitaba de un «cambio por completo» después de registrarse graves desperfectos como consecuencia de los temporales de mar de 2012 y 2013. Y remachó: «Gracias a la actuación del Cabildo, hoy se encuentra lista».

El espigón se muestra como una estructura plana sobre la que se puede pasear y con unas gradas en las que es posible tomar el sol y que permiten bajar hasta la arena de la playa. Por detrás, y haciendo frente a las olas, los nuevos prismas. Estos han resistido bien los embates del mar en los dos episodios de oleaje intenso que se han producido tras su colocación, confirmó ayer el redactor del proyecto y director de la obra, Joaquín Soriano Benítez de Lugo.

«El resultado ha sido francamente bueno; no solo se han mejorado todos los espacios de tránsito y la accesibilidad a las zonas de baño, sino que, además, esta obra permite la garantía de que el espaldón que protege la playa ha quedado suficientemente resguardado con los prismas de hormigón que se han colocado para su protección», añadió el presidente insular, que cifró en torno a 2,2 millones de euros el importe final de los trabajos.

El alcalde de La Laguna, el también socialista Luis Yeray Gutiérrez, se mostró satisfecho con el acabado de las obras. Con ellas, manifestó, «desde el Ayuntamiento cumplimos con el compromiso adquirido con los laguneros de mejorar la costa del municipio, solventar los problemas de accesibilidad en la zona, acabar con las molestias que ocasionaba el oleaje para los residentes y mejorar la imagen que se estaba dando del entorno».

Como se recordará, la obra comenzó el pasado verano para aprovechar los meses de mayor calma del mar. Llegar hasta ahí no fue sencillo. La licitación de estas actuaciones se tuvo que declarar de urgencia para poder iniciar cuanto antes las labores necesarias, que se adjudicaron a la empresa Satocan por importe de 2.013.798 euros, financiados por el Cabildo. Previamente, el proceso de adjudicación había quedado desierto y había sufrido numerosas vicisitudes. 

Compartir el artículo

stats