Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Laguna

73 años de romería en Valle de Guerra

Pese a que los festejos se tuvieron que organizar en apenas tres semanas, los valleros disfrutaron de una concurrida romería que recordó a las de los años previos al Covid

21

Romería de Valle de Guerra Andrés Gutiérrez

La tradición y la fiesta volvieron este domingo 15 de mayo a Valle de Guerra, en el municipio de La Laguna, donde la tregua en la incidencia de casos de Covid-19 ha permitido recuperar una romería que en 2022 cumple 73 años de trayectoria. Pese a que la Comisión de Fiestas tuvo «apenas tres semanas» para organizar los festejos, las empresas y los vecinos respondieron e hicieron posible que se viviera una romería que recordó a las de antes de la pandemia, aunque sólo llegaron a tiempo 21 de los 33 carros y carretas que suelen participar en este paseo romero en honor a San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza.

Ante numeroso público y en un día completamente soleado, la romería de Valle de Guerra regresó por la puerta grande, con la ilusión acumulada en 2020 y 2021, años en los que no fue posible disfrutar del paso de las carretas y sus parrandas. Tras la misa de las 12:00, a la que asistió el alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, y la mayor parte de la Corporación municipal, la romería emprendió su camino de ida y vuelta desde la iglesia hasta la zona de El Puente.

La comitiva la abrió la danza de las flores, seguida de San Isidro y Santa María de la Cabeza y las autoridades civiles y religiosas. La primera carreta, la de la Comisión de Fiestas de este año, quiso rendir un homenaje a las romeras infantiles y mayores. Aymara, Sheila, Valeria, Evelyn, Yeneba, Fayna, Nayara e Ylenia pudieron disfrutar de sus títulos festivos del año pasado por fin en una romería de verdad. Un detalle para que pudieran vivir lo que la pandemia les robó en 2021, según explicaban la vicepresidenta y la secretaria de la comisión de 2022, Vanesa y Natalia, muy agradecidas con el apoyo de los comercios, de los vecinos y del párroco Julio Ribot, al que definieron como «una maravilla de cura».

Con 21 de las 33 carretas y carros habituales, Valle de Guerra salió a la calle para festejar la romería en honor a San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza con la ilusión de siempre

decoration

El luchador José Neftalí El Chavalín mostraba orgulloso su carreta de homenaje al barbero Yayo Falero, adornada con una navaja enorme y llegada desde la calle El Moral. El carro La Higuera, con 19 años de tradición familiar, tenía al mando a dos «primos hermanos»: Damián e Iván. A su lado, Los Sin Rumbo, que cumplían 20 años de tradición con una carreta «reciclada» que tenía la apariencia de un antiguo secadero de tabaco.

La carreta de Los Méndez, con más de 25 años de romerías a las espaldas, estaba coronada por un frutero gigante, repleto de calabazas, manzanas y piñas. Junto a su parranda, familiares y amigos de Valle de Guerra y Tegueste. Los Panaderos también cumplían 21 años de tradición romera y con su nombre recordaban el origen del carro con forma de alacena de cocina antigua: la familia de la Panadería Peregrina.

Los Muchachos reivindicaban con su carreta el carácter de una romería «only local», hecha por y para los valleros, aunque los visitantes siempre son bien recibidos y agasajados en una romería en la que las viandas y el vino se comparten y reparten mientras duren.

La carreta «El 28» salió por primera vez en este 2022 para recordar que Alfonso y Julia, y Miguel e Irene, se casaron un día 28. Estos dos matrimonios y sus familias pudieron disfrutar de una experiencia diferente subidos a una carreta con la que Alfonso García pudo recordar momentos que ya disfrutaba «de soltero, hace más de 30 años». Desde hace 20 años, Bruno y sus amigos también sacan el carro con forma de puesto de venta de turrones: La Turronera de las Nieves, un homenaje a una señora del pueblo que ahora reúne a amigos llegados de Valle de Guerra, pero también de La Palma, Gran Canaria e incluso desde Alemania.

Completaban la comitiva romera el carro Lomo Solís, el carro de la Bodega Pepe Ledesma, el carro El Surco, El Grupo, la carreta La Unión o la carreta El Estalaje, decorada con una escoba y una pala gigantes. Lolo, que durante años fue a la romería del Valle en una bicicleta de madera, estrenó este domingo un curioso y original patinete elaborado con madera, hierro y un poco de goma.

La jornada concluyó con una animada verbena en la plaza de la iglesia, amenizada por la Orquesta Generación y Nueva Línea. Para este lunes 16 de mayo queda pendiente la exposición del Día del Carretero, a partir de las 16:00 horas, y la actuación del grupo Reve.

Compartir el artículo

stats