Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana Santa en Tenerife | Miércoles Santo en La Laguna y actos destacados del Jueves Santo en la Isla

Una noche de devoción al compás de ‘La Saeta’

Los pasos del Ecce Homo, el Nazareno y la Soledad salen en procesión desde la Catedral, mientras que el de la Verónica y la Santa Faz desfila desde San Benito

Tras suspenderse dos ediciones debido a las restricciones de la pandemia, La Laguna volvió a celebrar las procesiones del Miércoles Santo. A la izquierda, un cofrade en la iglesia de San Benito; sobre estas líneas, la Cofradía de La Sangre, y, arriba, la hermandad del Nazareno y la Soledad. | andrés gutiérrez | | A. G.

El Miércoles Santo escapó ayer a la lluvia, que hizo acto de presencia en La Laguna durante la mañana, y se pudo celebrar sin contratiempos en las calles de Aguere. Hasta cuatro pasos recorrieron la ciudad durante la tarde-noche. El Ecce Homo, popularmente conocido como el Señor de la Cañita, salió desde la Catedral, al igual que Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Soledad. También desfiló La Verónica y la Santa Faz desde la parroquia de San Benito. El frío lagunero y las piezas que interpretó de viva voz la banda militar, entre ellas La Saeta, tuvieron también un papel protagonista durante esta cita con la tradición local.

La procesión fue el desenlace feliz para esa jornada que puso de los nervios a algunos cofrades. Se podía palpar a media mañana en la Catedral. Miembros de distintas hermandades trabajaban en el templo para dejarlo todo listo para los desfiles de por la tarde y para las procesiones de días posteriores, que son los principales de la Semana Santa y que en Aguere se celebran con un especial énfasis. Y se percibía allí una cierta preocupación con la llovizna que estaba cayendo a esa hora sobre la Ciudad de los Adelantados.

La Sangre.

Daniel Redondo, el secretario de la Muy Antigua y Venerable Hermandad de la Sangre de Cristo y de la Santa Cruz, era uno de los cofrades que estaban por la Catedral. Redondo explicó que esta entidad desfila cada Miércoles Santo y Viernes Santo junto al Ecce Homo por las calles de la ciudad –en el segundo caso en la Procesión Magna, en la que participa la gran mayoría de las tallas–. «También salimos el Viernes Santo en la Procesión del Silencio acompañando al Señor Difunto», añadió. El hermano mayor de esa hermandad, la más antigua de La Laguna, se llama Pablo Aragón. «Han sido años complicados y tenemos muchísima ilusión y muchísimas ganas de volver a nuestra antigua normalidad», señaló a primeras horas de la tarde y después del parón motivado por la pandemia, y afirmó: «Hay una ilusión especial y respeto a las medidas sanitarias».

El Nazareno.

El homólogo de Aragón en la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Soledad es Tranquilino Velázquez, que, además, precisa que fue uno de los fundadores de ese colectivo. Relató que esta organización cofrade fue constituida en 1953 por dos hermanos del Colegio de La Salle, y manifestó que desde los comienzos desfilan en ella alumnos y padres de este centro docente. A su cargo tiene dos imágenes: el Nazareno y la Soledad. La primera de ellas encierra una historia particular. «Fue adquirida en Valencia y llegó a La Laguna a comienzos del siglo XX. Pudo ser rescatada de la iglesia de San Agustín durante el incendio de 1964, aunque debió ser restaurada por el orfebre Agustín Guerra Molina. Esta imagen sustituye a la primitiva, que se conserva en el monasterio de Santa Clara, con la que se escenificaba desde el siglo XVII en la plaza del Adelantado el encuentro de Jesús con la Virgen, San Juan y la Magdalena en el camino del Calvario, la llamada Procesión del Paso», recoge la web de la Junta de Hermandades y Cofradías de La Laguna.

Aguere celebra hoy y mañana los días principales de la Semana Santa en el municipio

decoration

Velázquez también se detuvo en el esfuerzo que suponen los preparativos para los denominados camareros de las imágenes. Si bien la Semana Santa centra la actividad de la cofradía, puso de relieve que también realizan otras acciones durante el año. «Estamos preparando unas cuelgas nuevas para el paso», avanzó con la mirada puesta ya en la Semana Santa de 2023. Antes de eso habrán de solventar otro escollo: no tienen dónde guardar los tronos (las estructuras con ruedas en las que sacan las tallas religiosas a la calle) una vez que concluya la Semana Santa. Es por eso que, dijo, están a la espera de que el Ayuntamiento o el Cabildo Catedral les proporcione un lugar.

La Santa Faz.

El paso de la Verónica y la Santa Faz salió desde la parroquia de San Benito y realizó una procesión independiente, si bien llegó a la Catedral casi en paralelo al último de los tronos del desfile que sí fue conjunto. Se trata de una cofradía que se incorporó a la Junta de Hermandades y Cofradías en 1981 y que, en marzo de ese año, «tras la bendición de la imagen de la Verónica, salió por primera vez en procesión, incorporando a la Semana Santa de La Laguna un nuevo paso y un nuevo barrio, el de San Benito», expone la página web de las hermandades de La Laguna.

Compartir el artículo

stats