Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La portada de la Casa del Corregidor recibe financiación tras un lustro bajo una lona

El presupuesto de 2022 consigna 89.000 euros | Los trabajos esperan por su adjudicación

La lona que cubre la entrada de la Casa del Corregidor, en la calle de La Carrera, en el casco lagunero. | | E. D.

La portada de la Casa del Corregidor, uno de los inmuebles que componen las dependencias centrales del Ayuntamiento de La Laguna, ha vivido desde 2017 cubierta por una lona. El Consistorio anunció ayer que ha consignado 88.937 euros en su presupuesto de 2022 para la rehabilitación de este elemento arquitectónico, si bien todavía es necesaria la adjudicación de los trabajos para que se puedan llevar a efecto. La Concejalía de Obras, Infraestructuras y Accesibilidad será la encargada de tramitar la ejecución de la actuación, recoge una nota de prensa de la institución local.

Como se recordará, el espacio acabó en su actual situación en 2017, cuando, tras la realización de un estudio, el Ayuntamiento decidió instalar un recubrimiento reproduciendo la fachada. Y el tiempo ha ido pasando. Acabó el anterior mandato, comenzó el actual y la puerta ha seguido clausurada y tapada. Actualmente ya tiene hasta pintadas vandálicas, como si se tratase de una pared más del casco lagunero. Lo último que se conoció al respecto fue en enero del pasado año, cuando desde la Concejalía de Patrimonio Histórico indicaron que se estaban analizando «los criterios de selección que han de cumplir las empresas que concurran a la adjudicación de dicha obra» de restauración debido al grado de especialización que se requiere para acometerla.

La concejala de Patrimonio, Elvira Jorge (Avante), sostuvo en aquella ocasión que se habían realizado diversos trámites administrativos y que, según la información recibida desde el área de Obras e Infraestructuras en relación a esta actuación, se encontraban por entonces en fase de estudio de las características que debe cumplir el adjudicatario. «Se considera que no serviría cualquier empresa para su ejecución; al parecer, ni siquiera las que establece la legislación de contratos en vigor y clasificadas en el Grupo K, Subgrupo 7, Restauración de bienes inmuebles histórico-artísticos, porque se trataría de realizar un trabajo en piedra aún más especializado», apuntó.

Diferentes demoras

Lo ocurrido en enero de 2021 era un nuevo paso de un camino difícil a través de trámites administrativos y diversas demoras. Ya desde finales de 2018, la por entonces concejala de Patrimonio, Candelaria Díaz (CC), admitió que la actuación se había encontrado con escollos y que había sido «bastante difícil». En aquella ocasión, detalló que se estaban dando pasos para la licitación. Previamente, en junio de 2017, habían manifestado desde el Ayuntamiento que las tareas que se han de desarrollar son de «preconsolidación» de la piedra, a lo que se unía la necesidad de una solución a las grietas que habían ido apareciendo en el elemento por el paso del tiempo.

La nota de este sábado del Ayuntamiento anuncia, en esencia, que hay una partida económica consignada. El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez (PSOE), destacó el «compromiso» del grupo de gobierno con el patrimonio, y añadió que «en este 2022 nos centraremos en llevar a cabo todo el procedimiento necesario para restaurar la fachada de la Casa del Corregidor». Asimismo, resaltó que es uno de los inmuebles más importantes de la ciudad, con más de 400 años de historia.

Por su parte, el concejal de Obras, el también socialista Josimar Hernández, explicó en la nota que desde el área se iniciará el procedimiento pertinente «para encargar los trabajos a una empresa especializada». También aseguró que el Consistorio se esforzará «por agilizar la tramitación para encontrar a un equipo experto que posibilite la recuperación de este edificio con todas las garantías, siguiendo rigurosamente el proyecto, que ya cuenta con el informe positivo de la Oficina de Gestión del Casco Histórico, de la Gerencia de Urbanismo».

La edil de Patrimonio especificó que este proyecto establece las fases a llevar a cabo para «poder restablecer la integridad física material de la portada debido a los daños y deterioro que presenta en la actualidad». De manera detallada, los primeros pasos se centrarán en el análisis e identificación de los materiales, para posteriormente pasar a la consolidación de la piedra y a eliminar los morteros de cemento y el resto de elementos que no forman parte de la fachada original, como los clavos, tuercas y tacos añadidos con posterioridad. Se realizará, además, una limpieza superficial de la piedra, se quitará la capa biológica generada con el paso del tiempo, se sellarán grietas y juntas y se tratarán los metales, entre otros trabajos. Asimismo, avanzó que se contempla la elaboración de una maqueta a escala del inmueble.

Compartir el artículo

stats