Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otro intento para la Mesa Mota

José Luis Hernández explica que se busca un uso consensuado y que garantice el mantenimiento del edificio | Una opción destacada es abrir un recinto ambiental

Otro intento para El edificio ubicado junto al área recreativa de la Mesa Mota. Carsten W. Lauritsen

El edificio en ruinas de la Mesa Mota desluce la labor en materia de medio ambiente que el Ayuntamiento de La Laguna ha realizado en la zona. Después de que se intentase abrir un espacio de entrenamiento policial y no se supiese más de la iniciativa, en los últimos meses se han dado nuevos pasos para intentar recuperar el lugar. Varias posibilidades están siendo analizadas por el Consistorio lagunero.

El Ayuntamiento de La Laguna lo intenta de nuevo con el edificio de la Mesa Mota. El trabajo realizado durante los últimos años por la Concejalía de Medio Ambiente para lograr un parque periurbano ha tenido un contrapunto en el edificio en ruinas, que no termina de encontrar su futuro. El concejal de esa área, José Luis Hernández, explica que se siguen dando pasos y que existen varias opciones sobre las que se está trabajando, así como que se han marcado la máxima de «buscar un posible uso que tenga el consenso de la ciudadanía y que garantice la sostenibilidad del edificio». «El criterio es no invertir ni un euro más en el edificio hasta no decidir cuál va a ser su uso», agrega.

Hernández detalla que fechas atrás se hizo una presentación del avance del plan director que ha encargado el Cabildo de Tenerife a la empresa Gesplan para la Mesa Mota. «En esa reunión, desde la Asociación de Vecinos Casco Histórico nos hicieron llegar un documento con el vaciado de la encuesta que se hizo el Día Mundial del Medio Ambiente con las personas que asistieron a la celebración, que se realizó en la Mesa Mota», precisa, antes de añadir que desde el conocido colectivo vecinal lagunero instalaron una mesa y formulaban una pregunta a los asistentes: «¿Para qué te gustaría que fuese destinado el edificio de la Mesa Mota?».

Casco Histórico realizó una encuesta de usos coincidiendo con el Día del Medio Ambiente

decoration

La opción con un mayor respaldo por parte de los participantes, según los datos facilitados desde Medio Ambiente, fue la de crear un albergue y centro de sostenibilidad con un restaurante-cafetería (21 votos), seguido por un aula de la naturaleza y cafetería (11), un centro cultural para visitantes y restaurante (9), un establecimiento de restauración (6), un lugar para actividades para pequeños y jóvenes relacionadas con el medio ambiente (5) y un centro para actividades recreativas y artísticas (5). Un menor respaldo lograron la opción de que abriese un hotel (3), un centro de convenciones y congresos (2), un punto para agentes forestales (2), una instalación para mayores (2), una infraestructura para la acogida de inmigrantes (1), una dotación para menores con deficiencias (1), un centro para personas con discapacidad (1), un museo histórico (1) y un recinto para cuerpos de seguridad (1).

Su historia durante el actual mandato está marcada por una idea que cobró fuerza (convertirlo en un centro de entrenamiento policial), pero que acabó quedando aparcada. Como se recordará, esta infraestructura, que albergó la sede de la Sociedad de Tiro de Pichón, fue restaurada por una cuantía millonaria y volvió a caer en el abandono desde 2007 sin que ninguna de las muchas ideas propuestas para ella terminasen por fructificar.

«El criterio es no invertir ni un euro más en el edificio hasta decidir el uso»

José Luis Hernández - Concejal de Medio Ambiente

decoration

Un museo infantil es otra de las posibilidades que se barajan en esta nueva intentona. Otra propuesta de uso la han planteado desde la Federación de Asociaciones de Vecinos Aguere (FAV Aguere) y desde algunos colectivos ambientalistas, que sugieren que el edificio tenga un destino vinculado con el medio ambiente, como centro de interpretación, aula de la naturaleza o albergue juvenil vinculado al senderismo. «En algún momento sugerimos al consejero de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias la propuesta de destinar este edificio a ser sede del Observatorio Mundial del Cambio Climático», expresa José Luis Hernández.

«Un arquitecto municipal nos planteó la posibilidad de que se vincule a la formación de jóvenes para tareas de reforestación, aspecto que cada vez va a tener mayor relevancia en la sociedad, al estar relacionados los bosques a los sumideros de dióxido de carbono», afirma el edil, que recuerda que también hay quienes han apostado por tirar el inmueble. «En algún momento incluso Paradores Nacionales mostró interés, y esa era una de las posibilidades que se barajó, cuestión que a nosotros no nos parecería descabellado», plantea.

Compartir el artículo

stats