Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Noche en Blanco | Primera cita tras la pandemia

Con lluvia pero sin perder las ganas

Muchos tinerfeños desafían el mal tiempo y acuden a La Laguna para disfrutar de la primera jornada de una Noche en Blanco post-covid que continuará durante la semana

35

Noche en Blanco de La Laguna María Pisaca

Entre el rosario de actividades tradicionales que están regresando a la vida de los tinerfeños no podía faltar la Noche en Blanco, la jornada comercial prenavideña por excelencia. Por desgracia, también volvió la lluvia a la Laguna. Pese a que causó ciertas incomodidades, no pudo evitar que las calles del centro se convirtieran en un ir y venir de gente dispuesta a pasarlo bien. Habrá más, este año dura toda una semana.

No es la primera vez, ni mucho menos, que la lluvia y el mal tiempo hacen su aparición en la Isla coincidiendo con la Noche en Blanco lagunera. Pero en este 2021 las ganas de compartir, de salir y pasar un rato diferente pudieron incluso con el frío. Tras más de un año de restricciones, cualquier oportunidad de regresar a algo que esté cercano a la normalidad es bienvenido. Quizás por eso las calles de La Laguna se llenaron, de nuevo, de vida.

La Noche en Blanco de 2021 no será recordada como la más popular ni espectacular pero sí que ocupará un hueco especial en el corazón de los laguneros como un pequeño paso hacia la vida antes del covid. Por eso, y pese a que la lluvia deslució parte de los festejos con su ir y venir constante, muchas personas decidieron lanzarse a la calle para participar de esta jornada comercial. Fueron armados con chaquetas, gorros, bufandas y paraguas y compensaron las incomodidades del tiempo con muchas ganas. El alumbrado navideño y las señoriales calles del casco histórico pusieron el resto.

Carmen García fue una de las vecinas que se atrevió ayer por la tarde a desafiar a la lluvia y a la humedad. «Teníamos muchas ganas de que volvieran estas actividades es una pena que el mal tiempo lo haya deslucido», explicó cobijada en los famosos arcos del Ayuntamiento de La Laguna, frente a la plaza del Adelantado. «Esta mañana se notaba mucho más movimiento pero, pese a todo, hay mucha gente en la calle», añadió.

El encendido de las luces navideñas, a las 18:30 horas, arrancó gritos de sorpresa en la Calle Carrera

decoration

Sin duda, uno de los elementos más atractivos de la velada fue el recientemente inaugurado alumbrado navideño. La gran bola ubicada en la esquina de la plaza de la Catedral se convirtió en un ir y venir de gente desde que se encendieron las luces, en torno a las 18:30 horas. Ese momento fue acompañado de un gran «ohhhh!» que resonó a lo largo de la Calle Carrera. De inmediato, los transeúntes empezaron a hacer cola junto a la bola para conseguir la pertinente estampa navideña que ilustrará perfiles de whatsapp y las diversas redes sociales. Otro de los puntos más concurridos fue el tradicional arco que recorre todo el lateral de las Casas Consistoriales, junto a la Casa de los Capitanes. Cada cambio en el decorado lumínico fue coreado también con expresiones y gritos de asombro.

La Noche en Blanco es una actividad esencialmente pensada para el comercio, aunque combina ofertas con una agenda que incluye música, patrimonio y todo tipo de actividades lúdicas. Para compensar las limitaciones de la pandemia, el área de Comercio ha extendido la agenda de esta celebración durante toda la semana. La Noche en Blanco será, en realidad, una Semana en Blanco que culminará el próximo fin de semana.

Los comerciantes de la zona, sin embargo, explicaron que el mal tiempo redujo las ganas de consumir. En Kaos, establecimiento situado en la Calle Carrera, la encargada aseguró que las ventas estaban siendo similares a las registradas durante otros sábados. No obstante, lo que sí comentaron varios comerciantes es que este año las compras navideñas se han adelantado. «Los clientes han comenzado mucho antes por el miedo al desabastecimiento», indicó Belén.

Con lluvia pero sin perder las ganas

En la Feria de Gastronomía de la Plaza del Adelantado, Emérita Báez y Domingo Martín celebraban que al menos ya se pueda acudir a este tipo de iniciativas. «Después de lo que hemos vivido, cualquier cosa suma», explicaron los responsables de la teguestera bodega Marba. «Llueve pero hemos vendido bastante. Muchos clientes se han llevado botellas para regalar y ahora mismo se acaba de ir un chico que vino a por una para comer castañas esta noche», precisaron.

Algunos de los comerciantes de esta la feria lamentaron no haber sido ubicados más cerca de La Concepción. Es el caso de Alejandro Fernández, de Lava, el chocolate de Canarias. «No obstante a nosotros nos ha ido bien. Acudimos a estos eventos para fidelizar a nuestros clientes y muchos vienen a hacernos pedidos», dijo.

La hostelería es la otra gran protagonista de esta fiesta que marca el arranque de la campaña comercial navideña. De nuevo, la lluvia truncó, en parte, sus buenos pronósticos para este primer fin de semana. «Está siendo un sábado más o menos normal. Con más movimiento, eso sí», explicaron en el Samoa Lounge, una cafetería situada en la galería que da acceso al Espacio Cultural Aguere.

Descuentos especiales y actividades en los comercios se sumaron al programa

decoration

No obstante, la ciudad lució ayer una imagen que contrasta a la vivida el año pasado por las mismas fechas: puestos de castañas, venta de turrones y hasta batucadas y personajes de cine y dibujos animados paseando por las calles peatonales de Aguere. La plaza de La Concepción acogió, por su parte, una Feria de Artesanía que se convirtió en otro de los puntos de paso obligado. Galván Guanche, un artesano especializado en productos de madera «pensados y elaborados en Canarias» explicó que confía en que la «cosa se vaya animando con los días». «No está siendo lo que esperábamos pero es a causa de la lluvia, el viernes estuvo más fuerte». También recordó que la feria volverá a abrir durante el día de hoy, así que habrá una nueva oportunidad de acercarse a estos puestos.

En las tiendas, las ofertas del Black Friday se unieron a las específicas de la Noche en Blanco y alcanzaron el 30% de descuento. Como ya es tradición, algunos de estos establecimientos programaron su propia oferta de ocio. En el Stradivarius de la Calle Herradores, por ejemplo, una dj amenizó las compras a sus clientes.

Arranque con silbo

Como en anteriores ediciones, una exhibición del silbo gomero –que llevó el mensaje de inicio de la celebración por las calles laguneras– sirvió para dar arranque oficial a la programación a las 11:00 horas de la mañana

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, la concejala de Comercio, María José Roca, y parte de la corporación municipal, visitaron por la mañana varios de los puntos claves de las celebraciones.

En su valoración inicial ante los medios de comunicación, Luis Yeray Gutiérrez mostró su satisfacción. «Estamos encantados de dar el pistoletazo de salida a esta semana de la Noche en Blanco», aseguró el alcalde socialista. «Necesitábamos llevar a cabo actividades tan importantes como esta, no sólo para dinamizar el casco de la ciudad, sino también para llevar la actividad al resto de barrios del municipio, como hemos hecho en esta ocasión».

«Después de un año –insistió-, estamos muy felices de vivir las primeras horas de la Semana en Blanco de La Laguna. La idea es que nuestros vecinos y vecinas, y quien nos visite, puedan hacer sus compras de Navidad en nuestras tiendas de cercanía, ayudando a nuestros autónomos y autónomas y empresas de La Laguna».

Compartir el artículo

stats