Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seguridad ultima el plan para evitar que los vehículos pesados dañen el casco

Las calles Anchieta y Candilas dispondrán de nuevas zonas de aparcamiento para los furgones y camiones de más de 3,5 toneladas | El antiguo mercado albergará otro espacio

La calle de La Carrera, en el centro de La Laguna. María Pisaca

El plan diseñado por el Ayuntamiento de La Laguna para sacar los vehículos pesados de las calles peatonales se encuentra un poco más cerca de su definitiva puesta en marcha. La iniciativa, que tiene entre sus objetivos centrales evitar que el pavimento se siga deteriorando por el tonelaje de los referidos vehículos, ya ha sido objeto de varias reuniones con agentes sociales y llevará a la creación de nuevas zonas de aparcamiento para furgones y camiones de más de 3,5 toneladas. Estas se situarán en las calles Anchieta y Candilas, mientras que el solar del antiguo mercado albergará una especie de parquin central.

«Hemos mantenido una reunión con comerciantes y con partidos políticos, y ya habíamos tenido encuentros previos», explicó el concejal de Seguridad Ciudadana, Alejandro Marrero (PSOE). «Una vez que ya lo teníamos preparado se le presentó a los partidos de la oposición, asociaciones de comerciantes y colectivos vecinales afectados, que básicamente el mayoritario es el del casco», manifestó sobre la labor desarrollada hasta ahora. En esencia, lo que se les planteó es que se añadirán nuevas zonas para furgones y camiones de más de 3,5 toneladas a las ya existentes.

El centro lagunero contaba con puntos de carga y descarga en el entorno de la iglesia de La Concepción (calles Los Bolos, Manuel de Ossuna y Candilas), en las proximidades de la Catedral (Seis de Diciembre, El Juego y avenida de La Trinidad) y en las inmediaciones de la plaza del Adelantado (calle Consistorio). La finalidad ahora es incorporar dos puntos en la calle Anchieta y reformular el que se encuentra en Candilas, así como crear el nuevo espacio en lo que fue la Recova lagunera (provisionalmente hasta que comiencen sus obras).

Marrero comentó que los estacionamientos en cuestión tendrán una franja horaria, y precisó que la modificación en la calle Candilas reside en que esta tendrá una «senda segura y accesible no solamente para las mercancías, sino para las personas». En cuanto al caso de Anchieta, refirió que el lugar de aparcamiento para los vehículos pesados será «bastante grande», dado que, dijo, «la zona norte no tenía cargas y descargas». Un estacionamiento estará más próximo a la calle Rodríguez Moure y el otro, a Viana. Alejandro Marrero apuntó que existe la posibilidad de habilitar algún aparcamiento más en caso de que así lo estimen los comerciantes.

«También tendríamos como si fuese un intercambiador al lado de la plaza del Adelantado, en el antiguo mercado, para que de 8:00 a 20:00 horas cualquier vehículo de más de 3,5 toneladas pueda venir a aquí y surtir a otro vehículo», precisó sobre un plan que no solo se limita a añadir estacionamientos, sino que llevará aparejada la vigilancia de que se cumpla lo establecido en cuanto a los tonelajes.

Vehículos con permiso

Los automóviles de reparto que cuenten con menos de 3,5 toneladas sí podrán seguir entrando al casco histórico en horario de 9:00 a 11:00 horas, según lo establecido por el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de La Laguna. Otros dos aspectos destacados, y que serán aplicados dentro de esta nueva iniciativa, es que los vehículos tendrán que estar separados al menos un metro de las fachadas, con el objetivo de no impedir el paso a los invidentes, y que deberán apagar el motor mientras estén detenidos. Asimismo, se prohíbe la parada en el perímetro de la plaza de la Catedral para que no se produzca el deterioro de bordillos.

Como se recordará, la entrada de camiones al centro histórico ha sido criticada sobre todo por la Asociación de Vecinos Casco Histórico, que ha lamentado en repetidas ocasiones el daño que se produce sobre el suelo. Además, en un informe técnico de Obras e Infraestructuras se recogió «la constatación técnica» del citado problema, que ha sido causado «por el alto porcentaje de vehículos pesados y la intensidad diaria de tráfico que soportan las vías, lo cual ha ocasionado el hundimiento, rotura y desplazamiento del pavimento de piedra».

Compartir el artículo

stats