Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Historia | Una necrópolis en La Cuesta

El Becerril contará con el primer centro dedicado al mundo de los guanches

El coste se estima en tres millones de euros y el deseo es que las obras empiecen en 2022 | La instalación busca difundir un lugar con atractivos arqueológicos y naturales

Las infografías presentadas ayer muestran un proyecto ambicioso y que mejorará el entorno. E. D.

El primer centro dedicado al mundo y la cultura guanches estará en La Cuesta y no será una actuación cualquiera. El espacio, que nacerá en torno a la necrópolis de El Becerril, tendrá cuatro plantas, contará con un ascensor panorámico, ofrecerá un mirador acristalado hacia el vacío y, sobre todo, llevará aparejadas otras mejoras y abrirá un futuro distinto para un enclave poco conocido. Así presentó ayer el Ayuntamiento de La Laguna el proyecto de esta instalación, que en febrero había sido objeto de un acuerdo plenario. Es por eso último que ya se conocía que la iniciativa se encontraba entre los planes del grupo de gobierno, pero las infografías mostradas este lunes aportan otra dimensión.

La concejala de Patrimonio Histórico, Elvira Jorge (Avante), y el arquitecto redactor del anteproyecto, Joaquín Galera, fueron los encargados de desgranar en rueda de prensa los detalles de la actuación, durante la que aludieron a las características principales del inmueble, como su diseño en las citadas cuatro plantas, las diversas salas expositivas contempladas, y el ascensor panorámico de quince metros de altura y que llevará a un sendero. En concreto, el documento elaborado por Galera establece las líneas maestras sobre las que se desarrollará el proyecto básico y de ejecución, que ha sido encargado a la empresa pública Gesplan.

Aunque será ese segundo documento el que fije los detalles, las estimaciones municipales se sitúan en los dos millones de euros para la obra, mientras que el coste global (con la redacción del proyecto, el diseño expositivo...) ronda los tres millones. ¿Y cuándo empezarán los trabajos? Aunque siempre las licitaciones públicas y los trámites administrativos complican los cálculos, el deseo del Consistorio lagunero es que las actuaciones puedan estar en marcha a finales de 2022.

«Se trata de un acto muy importante que evidencia la apuesta de la Concejalía por poner en valor este enclave, tal y como recoge la moción aprobada en el pleno de febrero», destacó Elvira Jorge. Desde el Ayuntamiento también recordaron que aquella propuesta, compuesta por una decena de puntos, incorporaba no solo la construcción de esta instalación lo más cerca posible del barranco de Santos –puesto que esa es su ubicación natural– y en los barrios de Salud Alto, El Rocío y La Candelaria, sino también la instancia al Cabildo de Tenerife para que declare Bien de Interés Cultural (BIC) los enterramientos situados entre los barrancos de Santos, Tabares y Montaña de Guerra, así como la petición al Gobierno de Canarias para que ayude a costear prospecciones arqueológicas.

El Becerril contará con el primer centro dedicado al mundo de los guanches

Dinamización económica

Joaquín Galera puso de relieve el futuro Centro de Interpretación Arqueológica de El Becerril (CIAB) porque será el «primer edificio dedicado al mundo y la cultura guanches» y con el que también se busca dinamizar la actividad económica de la zona y favorecer el conocimiento de los valores arqueológicos y naturales de Anaga. Además, resaltó que el inmueble será totalmente accesible para que «cualquier persona pueda disfrutar de estos valores», teniendo en cuenta también el trayecto hasta las cuevas, y sostenible, ya que tendrá placas fotovoltaicas para su autoabastecimiento. De igual forma, se prevé la incorporación de una cafetería y un espacio para actividades educativas.

El técnico municipal se refirió también al proyecto expositivo y a otras acciones encaminadas a conseguir un entorno con encanto: la posible recuperación de una antigua presa; el tratamiento estético y de seguridad de un núcleo poblacional situado en la zona, para lo que, entre otras cosas, se está analizando la posibilidad de recurrir a muralistas que representen pintura de vegetación; la retirada del rabo de gato; facilitar el acceso rodado, o la habilitación de un sendero que discurra por el borde de una serie de calles que en la actualidad no tienen salida.

La titular de Patrimonio recordó que se trata de una zona «invisibilizada» y que aún puede «dar sorpresas» después de tantos años desde su descubrimiento, gracias a las prospecciones que realizará la Dirección General de Patrimonio Cultural del Ejecutivo regional en las cuevas colgadas de El Becerril y a los sondeos y excavaciones que costeará la Concejalía. Jorge se refirió a dos razones claves que justifican la «importancia de esta necrópolis». Supone un gran descubrimiento, llevado a cabo por Luis Diego Cuscoy en 1944 y 1945, por la cantidad de restos óseos de población aborigen que se encontraron: un total de 50 individuos, acompañados de un ajuar funerario abundante. Además, en ese momento no estaba expoliado y existen «escritos de historiadores relevantes que hablan del enorme servicio que los restos hallados en las cuevas funerarias o en las necrópolis han hecho para conocer la historia, vida y muerte de los guanches».

La edil subrayó que se sigue «avanzando» en la tarea de poner el patrimonio arqueológico «en el lugar que se merece». También celebró la colaboración del Gobierno canario y del Cabildo de Tenerife, así como de las áreas municipales implicadas, y tuvo palabras de agradecimiento para Joaquín Galera por su «implicación, profesionalidad y cariño a la hora de elaborar el anteproyecto».

Compartir el artículo

stats