Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aguere prioriza el reasfaltado de la Vía Urbanización Gramal por su elevado tránsito

El pavimento de una calle con alta densidad, cerca de la TF-2, había llegado al final de su ‘vida útil’

La Concejalía de Obras, Infraestructuras y Accesibilidad del Ayuntamiento de La Laguna ha rehabilitado la calle Urbanización Gramal para garantizar la seguridad vial en esta zona tan transitada. Discurre junto al Hospital Nuestra Señora de los Dolores y muy próxima a la autovía TF-2. Después de detectar que el pavimento había llegado al final de su vida útil –lo que aumentaba el riesgo de incidentes debido al desgaste del firme– la decisión ha sido priorizar su reasfaltado al incluirla en el Plan de repavimentación de este año y agilizar los trabajos con una duración de solo dos días.

El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, y el edil de Obras e Infraestructuras, Josimar Hernández, han visitado el lugar, acompañados por el representante vecinal Alberto Lorenzo Hernández, para comprobar los resultados de la intervención. Gutiérrez afirma que esta mejora supone «un paso más en nuestro propósito de ofrecer las máximas garantías de seguridad en cada uno de los barrios y pueblos, así como reducir el riesgo de accidentes gracias al mantenimiento y la correcta señalización de las vías de titularidad municipal».

Alberto Lorenzo valora el grado de «cumplimiento del alcalde con el barrio de el Gramal, algo que es de agradecer». Recuerda las mejoras que ha experimentado la zona en el último año, entre las que cita la reforma del parque, la creación de uno canino, la señalización viaria, la reubicación de los contenedores de recogida selectiva de residuos, y este asfaltado «en un tiempo récord» de una vía que estaba en «muy mal estado».

El alcalde valora que, desde 2020 se han reasfaltado más de 60 calzadas repartidas por los seis distritos que en algunos casos «han incluido una mejora de la accesibilidad», como, por ejemplo, en la calle Océano Índico, en La Punta del Hidalgo. Además se han colocado reductores en aquellas zonas donde se han registrado excesos de velocidad.

En esta tarea por reforzar la seguridad vial -agrega- «juega un papel fundamental la propia ciudadanía, ya que en muchos casos partimos de sus demandas para detectar y priorizar las intervenciones».

Compartir el artículo

stats