Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Juzgado admite a trámite la querella presentada por el ‘caso Laycas’

La jueza investiga presuntos delitos económicos en la gestión municipal | El gobierno defiende que su actuación está avalada por los informes favorables

El concejal denunciante, Alfredo Gómez. E. D.

El Juzgado de Instrucción número cuatro de La Laguna dictó ayer dos autos en los que admite la querella presentada por el concejal de Ciudadanos (Cs) Alfredo Gómez por el denominado caso Laycas y dirigida contra parte del gobierno municipal. El segundo de los escritos recoge la incoación de diligencias previas, «así como la práctica de las actuaciones necesarias para la averiguación y esclarecimiento de los hechos, sus autores y circunstancias», al observar que lo denunciado puede ser constitutivo de los delitos de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos, gestión interesada, cohecho y falsedad documental. También establece que se dé parte de la incoación a la Fiscalía Anticorrupción. Contra la resolución se podrá interponer recurso de reforma en tres días o de apelación en cinco.

Asimismo, la jueza Ana Serrano-Jover solicita diversos expedientes al Consistorio y al Registro Mercantil, como paso previo a la declaración del querellante. Será en ese momento cuando su señoría decidirá el resto de las diligencias a practicar. Lo refleja en un escrito en el que también señala que «en los oficios al Ayuntamiento se hará constar el carácter urgente de su diligenciamiento».

Precisa el auto que la querella «se basa en que se ha mantenido en el tiempo una red clientelar a lo largo de estos dos años consistente en la adjudicación de contratos a dedo entre familiares y amigos de distintos ámbitos, con un claro vínculo estrecho con el partido que actualmente gobierna en el Ayuntamiento (de La Laguna)». Asimismo, se apunta: «La querella interpuesta describe tanto la presunta elección de contratación en base a nexos familiares y de amistad, en detrimento del interés público, y la adjudicación de contratos con sobrecostes, sin amparo ni justificación de ningún tipo, siempre en base a criterios subjetivos y obedeciendo al interés y arbitrariedad» del equipo de gobierno.

En concreto, la querella va dirigida contra parte del equipo de gobierno, entre ellos el regidor, Luis Yeray Gutiérrez. Este último defendió ayer la legalidad de las actuaciones municipales: «Desde que llegamos al Ayuntamiento, todas y cada una de las contrataciones se han hecho contando con los informes técnicos favorables preceptivos y yo, como alcalde, no he levantado ningún reparo a ninguna de ellas». Y continuó: «Este auto señala, simplemente, la admisión a trámite de una querella. Como su propio nombre indica, es un trámite judicial normal. El juzgado hace su trabajo y nosotros se lo facilitamos, como no podía ser de otro modo, porque no tenemos nada que esconder». Y añadió: «Como he dicho siempre, de manera contundente, incluso cuando se ha tratado de procedimientos judiciales en los que estaban inmersos varios exalcaldes de este municipio, soy partidario de dejar que la justicia haga su trabajo. Y mientras, yo hago el mío, que es trabajar por la ciudadanía de La Laguna». El alcalde remarcó: «No tengo que pronunciarme porque no hay ninguna sentencia».

La denuncia contra Matos, inadmitida

La jueza inadmitió la querella presentada contra el presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos (PSOE), «por falta de competencia territorial», ya que se debió cursar en los juzgados de Santa Cruz de Tenerife. El motivo argumentado en la denuncia contra Matos es la adjudicación de contratos de servicios a una determinada empresa, la misma que, según apunta el denunciante, realizó obras en su domicilio.

Compartir el artículo

stats