Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valle de Guerra Siglo XXI demanda un plan de mejoras para La Barranquera

El colectivo urge una adecuada red de alcantarillado y poner coto al botellón | La edil Cristina Ledesma asegura que se están atendiendo los problemas de toda la costa

El núcleo poblacional de La Barranquera, en Valle de Guerra. María Pisaca

La Barranquera, uno de los cuatro núcleos costeros de La Laguna, requiere de una batería de mejoras. Al menos así lo entiende la Asociación Valle de Guerra Siglo XXI, que lamenta que el lugar no cuenta con una adecuada red de alcantarillado, ni con unos accesos seguros a las zonas de baño –«son bastante precarios», apostilla la organización–, ni con «normas efectivas de convivencia que impidan, entre otras cosas, la celebración de botellones y reuniones multitudinarias, que los perros anden sueltos…».

Aseguran desde la entidad ciudadana que existe un «malestar enorme» entre la población de Valle de Guerra, y añaden que «desde hace muchos años, más de diez, se ha intentado que el Cabildo redactara un proyecto de mejora para la zona». Al respecto, señalan que el pasado mandato se comenzó a redactar la iniciativa, dividida en tres fases: el sendero, «que ya está ejecutado»; el acondicionamiento de la zona central, y la piscina natural.

«Para materializar este proyecto de mejora de La Barranquera, el Ayuntamiento debía asumirlo y resolver los posibles impedimentos que desde la Gerencia de Urbanismo se pudieran producir», plantean desde esta asociación. «Así, se tuvo que cambiar la solicitud de informe a la Gerencia de Urbanismo para incluir la nueva obra de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) y la Fase II», añaden, antes de entrar en los avatares que han sufrido estas actuaciones en los últimos años.

La Asociación afirma que en el pueblo existe un «malestar enorme» con la actual situación

Valle de Guerra Siglo XXI concreta las acciones en seis puntos, que ya recogieron en un escrito que dirigieron al Ayuntamiento el 19 de julio. Las medidas que plantean son: que se impida la celebración de botellones; el inicio de las obras de la EDAR «en aras de mejorar las condiciones higiénico-sanitarias de La Barranquera»; regular y vigilar la permanencia de vehículos, tipo caravanas y similares, en las zonas públicas de la playa, así como el cumplimiento de las normas de convivencia; vigilancia de las zonas de baño para evitar aglomeraciones y que se mantengan las distancias de seguridad y el respeto a las normas de convivencia; cierre del parquin a la hora que el gobierno estipula para otros lugares, y que el Ayuntamiento asuma el proyecto de mejora de La Barranquera «y resuelva los posibles impedimentos que desde el propio Consistorio lagunero se pudieran estar produciendo».

¿Y cómo ven estas propuestas desde el grupo de gobierno? La concejala de Playas y Piscinas, la también vallera Cristina Ledesma, sostiene que están «atendiendo las solicitudes de mejora en toda la costa del municipio, tanto en materia de gestión de los espacios públicos como de seguridad». Y añade: «Además, mantenemos una colaboración permanente con el Cabildo de Tenerife para mejorar el sistema de depuración de aguas en la costa lagunera, así como para todas las acciones que tienen que ver con la mejora del litoral a través del programa Tenerife y el Mar». Y remacha tras la reivindicación de la asociación Siglo XXI: «Como concejala estoy plenamente disponible, para escuchar las demandas no solo por parte de esta asociación, sino de cualquier vecino de Valle de Guerra».

Compartir el artículo

stats