Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio rehabilitará la antigua cárcel del siglo XVI situada en el Ayuntamiento de La Laguna

El edificio forma parte de las dependencias consistoriales y lleva décadas en el olvido | La edil Elvira Jorge señala que tras la mejora habrá otro proyecto para realizar visitas

El edificio de la antigua cárcel, integrado en las casas consistoriales.

El edificio de la antigua cárcel, integrado en las casas consistoriales.

En mitad de las dependencias centrales del Ayuntamiento de La Laguna se encuentra, por llamativo que resulte, la cárcel más antigua de Tenerife. Este edificio de honda historia –fue construido en el siglo XVI–, y que ha vivido durante décadas en un segundo plano, se encuentra ahora ante una nueva oportunidad. La Concejalía de Patrimonio Histórico ha elaborado un proyecto con el que busca su recuperación.

El inmueble se sitúa en el patio interior de la Casa del Corregidor, «dentro de la manzana que contiene las dependencias municipales», recoge la memoria de la iniciativa. El documento añade que constituye un edificio histórico «de gran relevancia» al tratarse de la única construcción conocida realizada en los orígenes de la ciudad y que conserva la morfología y las técnicas constructivas del momento.

La intención de rehabilitar este inmueble se conoció la pasada semana, después de que Coalición Canaria (CC) lamentase que el grupo de gobierno había perdido una subvención del Ministerio de Cultura y Deporte para este fin. Según detalló la concejala de Patrimonio Histórico, Elvira Jorge (Avante), lo ocurrido con la ayuda a la que optaron se debió a un problema al subir la información a la sede electrónica del Ministerio, probablemente por el peso de la documentación. Ante aquella contingencia, y para no quedarse fuera de la convocatoria, lo que hicieron fue enviarla por otra sede ministerial. Sin embargo, no fue admitida, como tampoco lo fueron las alegaciones que presentaron con posterioridad.

«Lo que realmente hay que criticar en estos momentos es la inacción de CC en pasados mandatos, en los que tuvo un edificio emblemático e histórico, como es la cárcel más antigua de Tenerife, sometida a abandono, puesto que la estaban usando, entre otras cuestiones, de almacén», expresó la edil. «Pensamos que eso no se podía permitir y se movilizó a un equipo humano de diferentes áreas», añadió sobre el proceso que llevó a la redacción del proyecto, al que le seguirá otro para su «puesta en valor» y la realización de visitas.

«Es una prioridad de esta concejala que esta iniciativa se ejecute con financiación externa o con fondos propios», manifestó Jorge, que, según sostuvo, no ha permanecido «quieta ni impasible» ante el revés de no recibir la subvención, sino que se ha intentando conseguir nuevas aportaciones económicas. «Ya hemos preguntado al Cabildo de Tenerife y hemos hablado también con el Gobierno de Canarias, que está estudiando este proyecto para ver si lo puede financiar», planteó, y agregó que, incluso, se cuenta con un «plan C»: incluirlo en los presupuestos locales de 2022. «El proyecto va a salir sí o sí», remachó.

Cabe indicar sobre el uso de las infraestructuras que, en la etapa más reciente, se acondicionó el espacio para acoger instalaciones de telefonía e informática, «lo que supuso la realización de obras en el interior consistentes en la construcción de muros de bloques, losa de hormigón armado y estructura metálica con altillo, en aproximadamente la mitad de la superficie disponible», recoge el proyecto, e indica que no se aprecian patologías destacables en la construcción, sino «tan solo aquellas propias del paso del tiempo», como daños en maderas o en revestimientos. Para resolver todo ello, la idea es que se lleven a cabo unos trabajos de dos meses de duración y en los que se realizarán mejoras y se eliminarán los añadidos.

Compartir el artículo

stats