Las críticas del concejal de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de La Laguna, Santiago Pérez, al gobierno del que forma parte (PSOE, Unidas y Avante) ante la demora de la financiación para trabajar en el Plan General de Ordenación (PGO) tuvieron respuesta ayer por parte del alcalde accidental, Rubens Ascanio. El también líder de Unidas se Puede hizo una llamada a la calma en forma de refuerzo del compromiso con la aportación económica por la que aguarda Pérez: «Estoy seguro de que el Ayuntamiento va a responder a las expectativas de la Gerencia [de Urbanismo, que dirige Santiago Pérez], como no podía ser de otra manera, haciendo un trabajo serio».

Pérez, miembro del PSOE y Avante y con predicamento en el tripartito de izquierdas que gobierna el municipio, mostró públicamente el jueves su malestar con la tardanza de los fondos necesarios para licitar modificaciones menores del actual PGO y para encargar un plan estratégico previo al futuro documento. Era la primera vez que lo hacía, o al menos de una forma tan cristalina, durante el mandato. «Estamos esperando, y lo digo aquí con toda la lealtad al gobierno del que formo parte, que nos transfieran los recursos. (…). Estamos en la fecha en la que estamos y estamos esperando. Lo digo con claridad. Lealtad al gobierno, pero luego que cada palo aguante su vela. Las cosas funcionan así», se quejó durante una rueda de prensa en la Gerencia de Urbanismo.

El discurso de Rubens Ascanio se movió este viernes entre quitarle hierro a lo sucedido y reafirmar el compromiso con la solicitud de Pérez. «Desde luego lo que veo es que la Gerencia de Urbanismo está funcionando mejor que nunca y que tiene un montón de ganas de realizar su trabajo», respondió inicialmente a la pregunta de cómo había visto las críticas del veterano edil. «No recuerdo ninguno», atajó Ascanio en cuanto a si Santiago Pérez ya había verbalizado internamente algún reproche a la gestión de ese u otros asuntos.

«Sí es verdad que siempre hay un trabajo de equipo a la hora del diseño del presupuesto, y la demanda de todas las mejoras y las acciones se ha planteado y se ha reflejado en el presupuesto de 2021 y se va a recoger en las cuentas de 2022», sostuvo, y volvió a enviar un mensaje tratando de rebajar la tensión creada: «No creo que haya el más mínimo inconveniente [para destinar los fondos solicitados], porque, desde luego, hay un equipo que merece la pena potenciar y que tiene ahora una dirección fabulosa».

Según expresó Ascanio, la materialización del compromiso se encuentra en camino. «Ya están todas las modificaciones en marcha, con lo cual entiendo que no habrá ningún tipo de inconveniente; de hecho, todas las áreas hemos presentado las propuestas por escrito a la de Hacienda. Los técnicos están haciendo todos los procedimientos», insistió el alcalde accidental.

¿A Unidas, que ha estado durante años junto a Santiago Pérez en la lucha contra el Plan General, le preocupa que este último lamente ahora la lentitud de fondos para seguir adelante? «Creo que lo mejor que le ha podido pasar a La Laguna es paralizar los proyectos de Plan General que había de Coalición Canaria, que, la verdad, eran tremendamente negativos», contestó. «Ahora creo que hay una voluntad de hacer las cosas de otra manera. Se está trabajando desde el minuto uno con los vecinos en la construcción del mejor PGO posible, sin esos intereses económicos oscuros que siempre hay detrás de los planeamientos que se han ido desarrollando en el municipio», agregó.