El portavoz de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de La Laguna, José Alberto Díaz, prepara una querella contra Santiago Pérez, concejal socialista responsable de Urbanismo en Aguere, por injurias y calumnias al llamar «mafia» a los concejales nacionalistas drante un pleno municipal. Esto anunció el exalcalde de CC después de que Santiago Pérez no se presentase ayer al acto de conciliación en el Juzgado de Primera Instancia 7 de La Laguna al que fue convocado.

Dentro de la vía penal, la conciliación es el acto previo a una querella criminal cuando ésta se interpone por los delitos de injurias –insulto que ofende a una persona por atentar contra su dignidad, honor o credibilidad, especialmente cuando es injusto– o calumnias –acusación o imputación falsa hecha contra alguien con la intención de causarle daño o de perjudicarle–.

Santiago Pérez no acudió a este acto, por lo que José Alberto Díaz ya trabaja en la querella, que aseguró tendrá que elevar al Tribunal Supremo, al encontrarse Santiago Pérez aforado tras tomar posesión como senador por designación autonómica en marzo en representación del PSOE. Díaz había pedido a Pérez que pidiera disculpas por sus insultos, a lo que este se ha negado. El ataque del integrante socialista del Gobierno lagunero se produjo en el pleno del 8 de abril cuando la propuesta de reprobación por unas manifestaciones homófobas de Juan Ignacio Viciana, consejero delegado de la empresa pública Muvisa y hombre de confianza de Santiago Pérez, contra Javier Abreu, exedil de La Laguna, acabó con graves acusaciones de Santiago Pérez contra los ediles de CC, promotores de la iniciativa.

En la sala adjunta al salón de plenos y después de que Díaz acudiera a esa dependencia tras abandonar el pleno en señal de protesta porque se le diera la palabra a Viciana cuando CC había retirado la moción, Santiago Pérez aseguró que los representantes de CC “son la mafia”, para luego cargar contra el expresidente del Cabildo, Carlos Alonso –hermano del firmante de la moción contra Viciana, Sergio Alonso, que finalmente retiró–, llegando a asegurar que va a acabar en la cárcel de Tenerife II.

La reprobación, que inicialmente fue promovida por CC y PP contra Viciana por su comportamiento homófobo hacia Javier Abreu en un artículo de opinión, se desinfló y acabó en el ataque directo de Santiago Pérez a los nacionalistas. La reprobación surgió a raíz de que Viciana dijera en un artículo de opinión sobre Abreu: “No fue una voz la que apareció sino un pene de gigantescas dimensiones, que ocupaba la pantalla casi completa, con una chica de muy buen ver al fondo”, afirmación que Viciana admitió fue de mal gusto pero por la que no pidió perdón.