El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez (PSOE), celebró ayer el anuncio de la aprobación definitiva del proyecto de la pasarela peatonal de la rotonda de Padre Anchieta y mostró su confianza en que esta obra clave para reducir los atascos se construya “lo antes posible”. La infraestructura cuenta con un presupuesto de 9.764.194 euros y un plazo de ejecución de 18 meses, a partir del inicio de su construcción.

Luis Yeray Gutiérrez agradece al Cabildo de Tenerife “el impulso que ha venido dando” a la futura pasarela peatonal de Padre Anchieta “para que se convierta en realidad en el menor tiempo posible”. El último paso dado por la Corporación insular ha sido la aprobación definitiva del proyecto, “una noticia muy positiva para el municipio, y también para la circulación en la zona metropolitana, debido a las importantes mejoras que implicará su ejecución”. Llegados a esta fase del proceso, el regidor local confía en que se puedan cumplir con las previsiones de la administración tinerfeña, que pasan por licitar la construcción en el mes junio.

El mandatario lagunero se congratula por el hecho de que el vicepresidente y consejero insular de Carreteras, Enrique Arriaga (Cs), considere “una prioridad” la ejecución de esta pasarela, “ya que se trata de una obra fundamental debido a los embotellamientos que se producen en este punto de entrada al área urbana de la ciudad”. También ha recordado la “relevancia” que, además, tiene la variante contemplada en la autopista del Norte (TF-5) para responder a este mismo problema de tráfico.

El alcalde de La Laguna ha subrayado que tanto la pasarela peatonal como la variante “son proyectos a los que la isla no debe renunciar, ya que ambas actuaciones son esenciales para poner fin a las colas que sufren los tinerfeños y tinerfeñas a su paso por La Laguna. Un municipio que tiene su principal ámbito urbano atravesado por la TF-5 y que, por tanto, ha tenido que crecer partido en dos”.

En el caso de la pasarela peatonal, que se ha concebido con forma de anillo sustentado en el aire, el regidor local resalta que su construcción “permitirá agilizar el tráfico y mejorar la seguridad vial en ese punto, con un importante tránsito de personas y vehículos porque sirve de entrada al casco histórico, está muy cerca de distintas facultades y servicios de la Universidad de La Laguna (ULL) y se encuentra junto a la estación de guaguas y tranvías”.

Respecto a la variante de la TF-5, que se prevé construir entre Guamasa y Guajara, ha indicado que “evitará el paso de vehículos por el ámbito más próximo al centro de la ciudad y, a diferencia de la vía exterior, generaría un menor impacto en el suelo agrícola y rústico del municipio, lo que significa dar una solución a los atascos con una alternativa más respetuosa con nuestro entorno”.