13 de julio de 2020
13.07.2020

El Hotel Neptuno inicia los trámites para convertirse en un geriátrico

Urbanismo apunta que la propiedad ha dado el paso previo del informe de viabilidad

12.07.2020 | 22:11
El Hotel Neptuno, en Bajamar, en una imagen del pasado año.

El Hotel Neptuno, ubicado en la carretera que une Bajamar y la Punta del Hidalgo, se encuentra en proceso de convertirse en un centro sociosanitario para personas mayores, según se desprende de los datos aportados por la Gerencia de Urbanismo de La Laguna. De cristalizar, este proyecto asistencial pondrá fin a años de problemas en torno al inmueble y se sumará al antiguo Hotel Delfín, para el que en septiembre del pasado año se anunció también un uso geriátrico.

Concretamente, desde Urbanismo apuntaron que el pasado miércoles la propiedad solicitó "informe de viabilidad de la obra de reforma y ampliación de centro asistencial sociosanitario para personas mayores". "El edificio está declarado en ruina legal; en esa situación, la Gerencia de Urbanismo dictó una serie de medidas cautelares ante los riesgos existentes", recordaron, antes de añadir que hace aproximadamente tres años se ejecutaron esas actuaciones de forma subsidiaria por parte de la Administración "ya que el anterior propietario no se hizo cargo".

En la actualidad, y según las mismas fuentes, la nueva empresa propietaria lo que ha hecho es adoptar otras medidas cautelares, tales como la limpieza de la parcela o el aseguramiento de las edificaciones. "Además, nos consta que tienen seguridad privada", indicaron desde la Gerencia tras preguntas de este periódico al Ayuntamiento de La Laguna sobre el estado de la construcción.

Un coloso abandonado

La historia actual del Neptuno se puede sintetizar como la de un coloso abandonado sobre la costa de Bajamar y que acumula años a la espera por una solución que se ha encontrado con numerosos obstáculos. Está, por un lado, el edificio principal y, por otro, un área de bungalós. La situación de decadencia es generalizada a pesar de que fue un polo de atracción turístico en los años dorados de esta actividad en la costa lagunera. Su etapa más reciente ha estado ligada a actos vandálicos, requerimientos a los propietarios y opciones de futuro que, por unas cosas o por otras, no han terminado de llegar a buen puerto. Incluso, en 2018 se conoció un informe técnico elaborado por encargo de la Fundación Canaria de la Construcción que consideraba inviable la rehabilitación.

A la declaración de la situación de ruina le siguieron unas actuaciones iniciales, mientras que, posteriormente, se recogieron otras en mayo del pasado año en el Boletín Oficial del Estado (BOE): la retirada de las cristaleras rotas y persianas, reparar el tapiado de los huecos (tanto del hotel como de los bungalós), reponer o tapiar la puerta principal, actuar en las vallas metálicas del exterior y demoler el "elemento horizontal de la pérgola del edificio de dos plantas del hotel".

El acceso a El Arenal

Unos trabajos que se pusieron en marcha en agosto de 2019 en el inmueble volvieron a generar un conflicto, debido a que con ellos se cerró el acceso a la playa de El Arenal. Aquello concluyó con el alcalde, Luis Yeray Gutiérrez (PSOE), firmando un decreto en el que se ordenaba "el inicio urgente del expediente administrativo a fin de recuperar, para el uso público, el acceso al mar denominado camino del Lobo, dada su naturaleza de bien perteneciente al dominio público municipal". No obstante, se dio la circunstancia de que en febrero de este año, y debido a un desprendimiento, el consistorio lagunero se vio obligado a emitir un bando en el que se establecía la prohibición de bajar a la playa por el riesgo existente.

Lograr los argumentos para consolidar que el camino del Lobo formaba parte del dominio público municipal fue fruto de un trabajo que permitió demostrar que eso quedaba acreditado "hasta en la propia escritura originaria de las parcelas en las que se construyeron el Hotel Neptuno y los bungalós", expresó el Ayuntamiento el pasado año. "Los compradores y vendedores en ese momento, en 1959, declararon con rotundidad que el terreno que se vendía estaba atravesado por dos caminos: el camino del Lobo y el camino de la Punta del Hidalgo, que no coincidían con el trazado de la carretera", manifestó en aquella ocasión Santiago Pérez (Avante) tras la indagación realizada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España