12 de febrero de 2020
12.02.2020

Desalojo temporal de 257 viviendas de la segunda fase de Las Chumberas

La medida afecta a 16 bloques de 17 | Los vecinos tienen dos meses para dejar las casas

12.02.2020 | 16:33
Un edificio de Las Chumberas.

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de La Laguna ha ordenado el desalojo temporal de 16 de los 17 bloques correspondientes a la segunda fase de Las Chumberas, según informaron ayer desde el Consistorio y la Sociedad Municipal de Viviendas y de Servicios de San Cristóbal de La Laguna (Muvisa). Esto supone 257 viviendas, cifró el consejero delegado de esa empresa, Ignacio Viciana. Los vecinos tendrán dos meses para abandonar las casas, después de una resolución que se produce a raíz de un informe de la empresa especializada Intemac, que ha recomendado esta medida para realizar una intervención de urgencia, limitada en el tiempo, con actuaciones de refuerzo de las viguetas que están afectadas por la aluminosis.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de La Laguna, Santiago Pérez (Avante), explicó en una nota de prensa que "el paso del tiempo, el deterioro de los propios inmuebles como consecuencia de la falta de mantenimiento y la acción de la humedad han provocado que esas viguetas hayan ido incrementando de forma tan notable su porosidad, afectando a los forjados, es decir, al techo y piso de las viviendas". Las afectadas son, concretamente, de los bloques 6, 7, 9, 10, 11, 13, 14, 30, 31, 32, 34, 35, 36, 37, 39 y 40.

"Ante esas circunstancias, el Ayuntamiento y la Gerencia de Urbanismo se han visto obligados a establecer el desalojo temporal para tomar medidas que garanticen por completo la seguridad de las personas y los bienes", recoge la nota enviada por el Consistorio, en la que se añade que para ello se ha fijado, a propuesta de los servicios técnicos de la Gerencia de Urbanismo, un plazo de dos meses. "Es una decisión absolutamente obligatoria e inaplazable, en el ejercicio de nuestras responsabilidades", señaló Pérez, quien recordó que Intemac, "ya desde el año 2009, propuso la realización de una serie de actuaciones de refuerzo de las viguetas afectadas por la aluminosis como solución para garantizar la estabilidad de los edificios".

La previsión del Ayuntamiento era notificar este mismo miércoles la medida a los presidentes de las comunidades de propietarios de los 16 bloques afectados, y a partir hoy, de manera individual, a cada uno de los moradores, propietarios o interesados.

"Hay que dejar muy claro que estamos ante una situación de emergencia que nos permite tomar las medidas para restablecer la seguridad de los edificios que nos recomienda Intemac. Es un supuesto excepcional que capacita al Ayuntamiento para contratar de inmediato, aunque no hubiera consignación presupuestaria, si bien pediremos ofertas a varias empresas que estén en condiciones de suministrar los materiales que Intemac nos dictamine como los adecuados para restablecer la plena seguridad de los edificios", concluyó el edil.

¿Y qué ocurrirá a partir de entonces con los vecinos de esos bloques? Viciana detalló que, como quiera que se trata de un proceso que no será inmediato, habrá de estudiarse y que se analizará "caso por caso" la situación de cada familia.


Edificios que esperaban


Los inmuebles en los que ahora será necesario el desalojo son de la segunda fase; es decir, no se corresponden con los que venían siendo tapiados en las últimas fechas para su posterior demolición y construcción de otros.

Lo último que se había conocido sobre esos en los que sí se venía actuando es que se estaban dando algunos problemas con residentes que se negaban a irse de sus casas. A finales del pasado mes, el Ayuntamiento dio a conocer que los trabajos en los diez bloques de la primera fase de la actuación de Las Chumberas continuaban "a buen ritmo", así como que cinco de ellos (4, 5, 12, 33 y 42) ya habían sido desalojados y tapiados totalmente, mientras que otros dos más (2 y 16) quedarían definitivamente sellados durante aquellos días. "En los bloques 1, 3 y 8 aún quedan vecinos por salir, que pidieron tiempo hasta después de las fiestas navideñas para realizar la mudanza; pero también hay algunos otros que sencillamente se niegan a desalojar y van a tener que ser requeridos por la vía judicial", detallaron entonces acerca del factor que complicaba el avance.

En una nota, el consejero delegado de la Sociedad Municipal de Viviendas y de Servicios de San Cristóbal de La Laguna recordó en aquel entonces que el plazo de ejecución previsto para los desalojos, tapiados y apuntalamientos era de seis meses (hasta abril), pero que confiaba en que antes de esa fecha ya se hubiesen desalojado y tapiado los diez bloques correspondientes a la primera fase de la actuación.

Previamente, en diciembre, el Ministerio de Fomento había ratificado su compromiso con la reposición y reurbanización de Las Chumberas. Lo hizo en una reunión de la Comisión de Seguimiento en la que participaron representantes del Ministerio de Fomento, del Gobierno de Canarias, del Cabildo de Tenerife y del Ayuntamiento.

Todo ello en el marco de una actuación en la que las cuatro administraciones intervinientes han aportado para la primera fase 25,24 millones de euros con el siguiente reparto: el Ministerio de Fomento ha contribuido con más de 12,63 millones de euros, lo que supone el 50% de la financiación; la Comunidad Autónoma de Canarias, a través del Instituto Canario de la Vivienda, con más de 8,83 millones, el 35%; el Cabildo de Tenerife, con 2,52 millones, el 10%, y el Ayuntamiento de La Laguna, con 1,26 millones, lo que representa el 5%. Esta primera fase supone demolición de 160 viviendas y la posterior construcción de 188 domicilios nuevos, así como las obras de urbanización correspondientes. En cambio, en el tramo de obras siguiente es en el que se encuentran los antes citados 17 bloques, de los que 16 serán desalojados, según el anuncio de ayer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook