06 de enero de 2020
06.01.2020
la laguna

Un nuevo servicio con expertos de la ULL analizará al instante los focos de termitas

Medio Ambiente ultima la puesta en marcha de este equipo, que estudiará la aparición de nuevas zonas con este insecto y hará informes que puedan ser solicitados por Urbanismo

05.01.2020 | 23:15
Marcas dejadas por las termitas.

Los focos de termitas que aparezcan en La Laguna podrán ser analizados "de inmediato" por un nuevo servicio del que dispondrá el Ayuntamiento. Así lo indicó el concejal de Medio Ambiente, José Luis Hernández (Unidas), que detalló que este estará desempeñado por especialistas de la Universidad de La Laguna, así como que su contratación se firmará próximamente.

El edil manifestó que desde el Consistorio han venido trabajando en los trámites para que, concretamente, esos expertos puedan hacer un seguimiento con la mayor premura de todas las estacas en las que se detecten termitas. El otro objetivo, dijo Hernández, es que estos profesionales realicen informes que demanden los técnicos de Urbanismo.

"Estábamos esperando para ver si el Cabildo habilita un espacio en una finca que hay en Valle de Guerra, que es de su propiedad, para depositar restos de podas y muebles que sepamos que están afectados", expresó, antes de precisar que estaban a la espera de eso para publicar un bando municipal. Además, señaló que tienen previsto un encuentro con vecinos el 9 de enero.

Estas novedades se conocen después de un caso reciente de un foco en la zona entre El Boquerón y Garimba. Tras ello se puso en marcha el protocolo de acción en la zona para controlar y actuar sobre dicho punto. "Desde Tragsa, de inmediato, se activó un protocolo", planteó José Luis Hernández, y afirmó que el paso siguiente es el de la instalación de las denominadas estacas en el lugar para corroborar "si es muy localizado o si se ha extendido más". Y agregó: "Se va a contactar con el resto de fincas que hay alrededor y se van a poner productos biocidas".

El protocolo, paso a paso

El concejal de Unidas se Puede apuntó que los hechos se desencadenaron cuando un vecino dio la voz de alarma. "Nos mandaron una foto y, al verla, ya prácticamente lo sabíamos", apostilló el responsable de Medio Ambiente del Consistorio lagunero, al que la experiencia de estos meses le permite afirmar que esta especie, "cuando va a buscar la comida, como no soporta la luz, sella los canales por donde va caminando con barro". Esa era una de las características que a primera vista ya les permitía intuir que se trataba de esta especie.

"Activé a la técnico del Gobierno de Canarias, que es la que debe hacer la certificación; al ingeniero jefe de Tragsa, que tiene la encomienda para tratar esto, y a David Hernández Teixidor, un investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas que yo creo que ahora es la persona que más sabe aquí de termitas", relató. Además, se contactó con quienes tienen arrendada la finca en la que se halló el foco, se personaron y, conjuntamente, llevaron a cabo una inspección.

Hernández puntualizó que había una vivienda principal en la que, en principio, no se localizó ningún foco. En cambio, sí estaban afectadas una caseta de madera, algunos postes y tablas tirados alrededor, y varias parras. "Bajamos, se hicieron distintas catas a distintas alturas y alrededor de la caseta", comentó.

El terreno en cuestión se encuentra en El Boquerón, en la parte alta, mientras que la mencionada vivienda está en el límite entre El Boquerón y Garimba. A la espera de que los técnicos lo confirmen, cree el edil de Unidas que las termitas no llegaron hasta allí de forma natural, subterráneamente, sino a través de maderas que fueron trasladadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook