La calle Anchieta, en pleno casco histórico lagunero, está en fase de renovación del firme de su tramo más deteriorado. La previsión es que los trabajos se lleven a cabo durante este fin de semana, aunque la última palabra la tienen las condiciones meteorológicas, según explicó el concejal de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de La Laguna, Andrés Raya (PSOE), que precisó que la acción beneficiará al segmento comprendido entre Tabares de Cala y Juan de Vera, cuya capa de rodadura se muestra desgastada por el tránsito de los vehículos y el transcurrir del tiempo.

El concejal señaló que la actuación viaria no queda ahí, dado que, en paralelo, se renovará el asfalto de la parte de la calle Tabares de Cala comprendida entre San Agustín y Anchieta, donde en la mañana de ayer ya se procedía a las labores previas de levantamiento del firme hasta ahora existente. Esto es, una y otra acción supondrán mejorar el pavimento de la especie de L que dibujan ambas vías.

Estas obras están integradas dentro del contrato para el arreglo de los adoquines de la calle Tabares de Cala, mientras que la necesidad de llevarlas a cabo durante un fin de semana se debe, aclaró Raya, a que así aparece recogido dentro de las cláusulas establecidas con la empresa. Lo que ha ocurrido en las últimas fechas es que la inestabilidad meteorológica ha obligado a posponer en dos ocasiones esas tareas.

La importancia de la reposición del tramo de Anchieta reside en parte en que esta vía ha venido siendo una de las principales arterías de la ciudad antigua, mientras que, tras el corte de Tabares de Cala por los referidos trabajos en sus adoquines, su volumen de tráfico se ha visto multiplicado.

En cuanto a ese arreglo del adoquinado de la calle Tabares de Cala, dio comienzo a mediados de septiembre. El proyecto, con un coste de unos 177.000 euros, ha consistido en desmontar estos elementos pétreos y proceder a su posterior recolocación, lo que venía motivado por los hundimientos y las piezas sueltas. Y es que, aunque contase con ese material propio de los viarios peatonales, el tráfico discurría por encima. Ahora, y aprovechando que ha estado cortada en los últimos meses, desde el Consistorio han optado por hacer una prueba y mantenerla cerrada durante el período navideño (incluido el tramo San Agustín-Anchieta, el de asfalto que ahora será renovado).

"Vamos a hacer una prueba piloto en la época de Navidad; ya hemos hablado con diferentes empresarios, y yo personalmente me he dirigido a las puertas de ellos", apuntaba el alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, hace unas semanas. El político socialista detalló que el objetivo es estudiar cómo funciona y, a partir de ahí, tomar decisiones de futuro.

Con respecto a las obras en su conjunto, la meteorología no solo ha dificultado el asfaltado que queda pendiente, sino también las labores previas. A una pregunta de Francisco José Hernández (CC), Andrés Raya informó durante el pleno del pasado jueves que la demora en los trabajos con los adoquines fue consecuencia de las lluvias.