02 de diciembre de 2019
02.12.2019
La Laguna Patrimonio de la Humanidad

Luis Yeray Guitérrez: "Tenemos uno de los cascos mejor conservados"

"Restaurar San Agustín y la recuperación del mercado para la ciudadanía son las dos grandes prioridades", asegura el alcalde de La Laguna

01.12.2019 | 23:39
El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez.

Luis Yeray Gutiérrez (La Laguna, 1985) es desde hace algo más de cinco meses alcalde de una ciudad en la que el patrimonio histórico cuenta con un papel capital. Expresa que algunos proyectos, como es el caso de la restauración del Palacio de Nava, están dando pasos, aunque también avisa de que no tiene ninguna varita mágica: "Nosotros en un mandato no podemos hacer lo que no se ha podido en muchísimos años".

¿Cómo cree que está ahora mismo el casco de La Laguna desde el punto de vista patrimonial?

Estamos ante uno de los cascos, dentro de las Ciudades Patrimonio Mundial de la Humanidad, que mejor conserva su patrimonio. En cualquier caso, veo muchísimo margen de mejora. Hay que recordar que tenemos aquí el Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (Cicop) y diferentes comisiones que trabajan conjuntamente con el equipo de gobierno en el centro histórico. Estamos convencidos de que vamos a mejorar en los próximos años, y con la recuperación de muchísimos edificios, como la Casa Anchieta, el exconvento de Santo Domingo o San Agustín.

¿Cree que en lo más que se puede mejorar es en esos edificios que están pendientes?

El patrimonio histórico se puede mejorar desde todos los ámbitos, pero, en primer lugar, con conocimiento de lo que tenemos en su conjunto.

¿Le preocupan esos inmuebles históricos cuyo avance en los últimos años ha ido lento, como San Agustín o la Casa Anchieta?

No solamente nos preocupan, sino que ya contamos con partidas dedicadas a acometer obras de mejora en estos edificios históricos que llevan muchísimo tiempo cerrados, lo que también ha provocado que vayan deteriorándose. Tenemos claro que lo primero es realizar acciones en aquellos edificios para los que podamos tener detectada la inversión e iniciar estudios para, en los que no tenemos ese informe, saber qué cantidades se tienen que aportar. Vamos a hacer una inversión prorrateada en el tiempo. Es decir, para que no nos cueste todo junto, lo repartiremos en los próximos años.

¿Se puede avanzar algo de la actuación en el Palacio de Nava?

Ya tenemos bastante adelantada con el Gobierno de Canarias y con la consejera la restauración de manera inmediata del palacio. Hay cuestiones que estamos ya teniendo sobre la mesa que verán la luz en los próximos meses.

¿Y de San Agustín, otro de los grandes proyectos que se encuentran a la espera?

Existe una propuesta del Cabildo conjuntamente con el Ayuntamiento. Hay un dinero importante y también estamos a la espera de si es viable o no la idea que tiene Urbanismo con Obras. El plan que tiene esta corporación municipal es utilizar las ruinas para ganar una zona de esparcimiento en el casco; un escenario vivo, como se suele decir en las capitales europeas.

Otro punto clave del centro histórico, aunque su recinto actual no sea precisamente patrimonial, es el mercado. ¿Cómo está la situación?

La gente nos exige acciones. Nosotros, en primer lugar, estamos llevando a cabo los pasos antes de iniciar cualquier tipo de construcción del mercado.

¿Habrá revisión del Plan Especial de Protección (PEP) del casco antiguo?

Estamos en eso. Es una prioridad. Cierto es que, igual que nos da muchas ventajas, también nos resta capacidad de maniobra dentro del casco, y estamos desarrollando ya acciones para tener uno nuevo en los próximos meses. Pero eso es una pregunta más para la concejala de Urbanismo.

En general, hay diferentes proyectos que están pendientes; pero, cuando termine el presente mandato, ¿cuál es su objetivo en patrimonio?

Hay que ser realistas: nosotros en un mandato no podemos hacer lo que no se ha podido en muchísimos años. Vamos a ser consecuentes con lo que hemos marcado y a comprometernos con lo que se pueda llevar a cabo. Iniciaremos obras de mejora en toda la ciudad. No olvidemos que entendemos el patrimonio de La Laguna no solamente como edificios emblemáticos, sino como una gran cadena bien ensamblada en la que la educación resulta fundamental.

¿Pero si tuviera que destacar uno o dos proyectos como los más prioritarios...?

La restauración de San Agustín y la recuperación del mercado de abastos para la ciudadanía.

Uno de sus socios de gobierno, Unidas se Puede, fue bastante crítico en patrimonio durante el pasado mandato y, en especial, con el derribo de las casas terreras, mientras que ahora ya no lo es tanto. ¿Qué opinión le merece?

Esto ya lo estamos valorando dentro del grupo de gobierno. Nosotros tenemos que facilitar al vecino que invierte en el municipio todas las herramientas posibles para la recuperación de esos edificios históricos; lo que no podemos ser es un impedimento para los inversores. Digo esto porque cualquier ciudad Patrimonio de la Humanidad debe saber que tiene que compaginar su patrimonio con esos inmuebles abandonados que hay que recuperar para la ciudadanía. Y qué mejor que facilitarles a esos inversores la restauración, evidentemente con una pautas. Dentro de un orden todo es posible.

Centrándose en el binomio turismo-patrimonio, ¿cree que se le puede sacar más partido a la declaración de Patrimonio de la Humanidad?

Por supuesto. Y en primer lugar empezando a hablar de Patrimonio Mundial de la Humanidad. Son solamente quince ciudades las que tienen ese galardón en España. Sabemos perfectamente que hay lugares que están luchando como locos para entrar dentro de este grupo selecto, y tenemos muy claro que esto es uno de los valores más importantes que tiene que tener la Isla, así como que hemos de hacernos un hueco dentro del turismo. ¿Y cómo lo logramos? Con turismo de calidad; un visitante cultural, que venga no solamente a gozar de las virtudes de nuestra Anaga y nuestras costas, sino también a conocer que de esta urbe se crearon las grandes ciudades de Latinoamérica, entre otras cosas.

¿Cómo ve la planta alojativa del municipio?

Cuantos más hoteles y cadenas grandes se fijen en La Laguna, mucha más importancia le da al municipio. Nos gustaría, evidentemente, seguir creciendo en ese sentido.

¿Hay nuevas peatonalizaciones en los planes del actual equipo de gobierno?

La idea del grupo de gobierno es peatonalizar aquellas calles que han solicitado históricamente que apostemos por este tipo de obra en ellas, como, por ejemplo, Heraclio Sánchez o Tabares de Cala, en la que vamos a hacer una prueba piloto que se desarrollará en la época de navidades.

Con el auge que ha tenido el centro lagunero y todos los comercios que se han instalado, ¿el casco puede morir de éxito?

No solamente no creo que pueda morir de éxito, sino que considero que La Laguna en su conjunto ya es un lugar referente, no solamente en Tenerife, sino en toda Canarias. El éxito solamente trae éxito.

¿Cómo le fue en la reciente junta y asamblea de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, celebrada en Baleares?

En esas juntas se tratan aspectos como el desarrollo en cuanto a turismo, a la garantía de mantener vivo el patrimonio? Entre otras cosas se habló de las cuantías económicas que aporta el Gobierno estatal, se abordaron cuestiones tan importantes como el desarrollo educativo y cultural, o se trató, por ejemplo, un convenio que se va a desarrollar en los próximos años conjuntamente entre Ciudades Patrimonio y la Organización de las Naciones Unidas, que quiere que estas urbes, de una manera u otra, se consideren amigas y amables con aquellos que lo están pasando francamente mal en países que están en guerra y con cuestiones de otro calado.

¿Cuál es su recomendación cuando se encuentra a alguien, por ejemplo en una de esas reuniones de las Ciudades Patrimonio, que quiere visitar La Laguna? Le diría vete a?

Yo suelo recomendar dos cosas: en primer lugar, recorrer las calles principales de La Laguna, y también les digo que no solamente vengan y disfruten de la cultura y con la ciudad viva con la que contamos, sino que aprovechen y visiten el Macizo Anaga, una joya de la corona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook