El presidente del Ateneo de La Laguna, Claudio Marrero, apuntó ayer que la institución puso en marcha el lunes un coro. "Sin sede y sin piano pero llenos de ilusión", expresó el líder del colectivo, antes de indicar que se trata de 30 miembros, de los que 20 son nuevos socios, y que ensayan en la Fundación Mapfre.

Mientras tanto, aún no se ha fijado la fecha de la asamblea en la que se determinará si se acepta la propuesta lanzada por las administraciones para la rehabilitación de la sede. Marrero señaló que no hay novedades al respecto. Como se recordará, el problema que ya existía la pasada semana es que la entidad trataba de lograr el listado de miembros para la convocatoria.