12 de octubre de 2019
12.10.2019

La segunda fase de la rehabilitación del Cristo comienza el lunes

El esclavo mayor llama la atención sobre la necesidad de recibir fondos económicos del Cabildo para poder terminar todos los trabajos programados

12.10.2019 | 03:21
Una infografía del resultado de las obras.

El coste global es de unos dos millones de euros

La segunda fase de la rehabilitación del conjunto histórico del Cristo de La Laguna -excluyendo el Santuario, que ya fue restaurado entre 2017 y 2018- comenzará el lunes. Así lo apuntó ayer el máximo responsable de la Esclavitud del Cristo, Francisco Doblas González de Aledo, que señaló que se trata de una actuación que tendrá un coste que asciende hasta los dos millones de euros, sufragados, en principio, con fondos del Gobierno de Canarias y de la propia hermandad. Se estima que los trabajos se prolongarán durante un año.

Se trata, concretamente, de la rehabilitación integral de las antiguas dependencias conventuales franciscanas (que en la actualidad son, en parte, el Rectorado), otras zonas de la denominada Casa de los Esclavos (antes llamada Casa de Peregrinos) y el claustro y patio del primitivo convento de San Miguel de las Victorias, según han venido indicando desde la Esclavitud en los últimos meses.

Con respecto a la remodelación de la antigua zona conventual franciscana y espacios de apoyo al culto, comprende la mejora de la edificación. En la Casa de la Esclavitud se procederá a la unificación del inmueble -tanto en la planta baja como alta- y al arreglo integral de la construcción, remodelando la puerta del actual museo y el balcón que da a la plaza de San Francisco, y reconsiderando la estructura de hormigón armado con la que cuenta.

También se actuará en la plazuela o atrio que precede al Santuario, donde los militares han devuelto el jardín vallado que se encuentra entrando al templo a la derecha (las dependencias y exterior de la conocida como Residencia de Oficiales), según confirmó Doblas. Dentro de esa acción se sustituirá el pavimento y se instalará en la zona iluminación monumental, mobiliario urbano y elementos informativos.

Por otra parte, habrá actuaciones en elementos muebles. De las más de 50 fichas que se elaboraron en su momento para más de 50 bienes muebles, textiles, documentos y archivo histórico, se seleccionaron más de 30 piezas que se consideraron que eran las de mayor valor y más necesitadas de una restauración. La idea que tienen desde la Esclavitud es poder exponerlas en las dependencias museísticas que se rehabilitarán en el tesoro-museo.

A la espera de más fondos

El esclavo mayor volvió a llamar la atención este viernes sobre la necesidad de los fondos del Cabildo de Tenerife, por los que esperan. "Si al final no logramos que aporten su parte vamos a tener un problema para acabar la obra", manifestó, antes de añadir que una de las principales preocupaciones que le genera el que pueda quedar una actuación inconclusa es que las dependencias en que no se haya actuado podrían suponer un riesgo para las remozadas, especialmente si se produjese un incendio.

Sea como fuere, expresó que entiende que se trata de un "momento histórico", de la misma manera que lo fue en su día la reparación del Santuario. "Celebramos que las administraciones nos ayuden", aseveró, e hizo énfasis en la importancia de que el espacio cuente con la mejor seguridad y se abra el museo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook