El Ayuntamiento de La Laguna, a través del área de Bienestar Social, mantendrá hasta el mes de diciembre el servicio de comedor social puesto en marcha junto a Cruz Roja para atender las necesidades alimentarias de los vecinos del municipio que se encuentran en situación de emergencia social y realizar una valoración individualizada de cada caso.

En una nota, el concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio, explicó que, desde el 1 de agosto, fecha en la que se puso en marcha este servicio, se ha atendido a unas 130 personas, en su mayoría mayores de 40 años que reciben una pensión no contributiva, principalmente por algún tipo de discapacidad.

El usuario suele ser mayor de 40 años, con una pensión no contributiva y con discapacidad

Algo más del 30% de los usuarios de este servicio acude a diario al comedor, situado en la plaza de La Concepción, en la sede de Cruz Roja. "Además, una parte significativa de los beneficiarios de este servicio, en torno a unas 65 personas, se han derivado a otros programas y recursos con el objeto de prestarles una atención más ajustada a su situación personal y ayudar a resolver el problema desde la raíz", señaló.

El edil aseguró que el Consistorio "está trabajando en la búsqueda de alternativas a este proyecto de cara al próximo año". Asimismo, destacó la labor que ha desarrollado este año Cruz Roja, así como el "papel fundamental" que desempeña el voluntariado, "tanto a la hora de atender a los usuarios del comedor como en el momento de realizar los estudios de cada caso".

El comedor social de La Laguna se puso en marcha después de que el nuevo equipo de gobierno llegara al Consistorio y se encontrara con el cierre del único de los dos comedores sociales de la ciudad que continuaban funcionando, el de San Juan.