20 de septiembre de 2019
20.09.2019

La red de carriles bici de La Laguna tendrá alrededor de 20 kilómetros

La ejecución del proyecto, que se encuentra actualmente en fase de diseño, se estima en. 3,5 millones de euros

20.09.2019 | 00:36
La red de carriles bici de La Laguna tendrá alrededor de 20 kilómetros

Sus responsables estudian que llegue a Bajamar, Taco o el aeropuerto

El Ayuntamiento de La Laguna presentó ayer un proyecto de red de carriles bici de unos 20 kilómetros y con un coste que rondará los 3,5 millones de euros. Se trata de una actuación que se encuentra actualmente en fase de diseño por parte de un equipo de consultores liderado por el experto en movilidad sostenible y ecología urbana Manuel Calvo. Estos profesionales tienen previsto que el trazado llegue a puntos fuera de la zona más céntrica del municipio, tales como Tejina y Bajamar, por un lado, o Taco y La Cuesta, por otro.

"A nosotros nos llamó la anterior corporación y nos encargó el trabajo", explicó Calvo sobre los orígenes de la iniciativa durante una rueda de prensa celebrada coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad y en la que también estuvieron el alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, y los concejales Andrés Raya (Obras e Infraestructuras) y María José Roca (Movilidad Sostenible).

El especialista apuntó que la labor para configurar la denominada red básica se encuentra "en sus comienzos", pero también precisó que el objetivo es realizar alrededor de 20 kilómetros. En cuanto a costes, detalló que el metro lineal de carril bici ronda los 180 euros, por lo que el kilómetro costaría 180.000. Es decir, 20 kilómetros supondrían unos 3,6 millones.

Concretamente, Calvo y sus compañeros están centrados ahora mismo en una tarea global de "consideración de la ciudad" y de creación de los distintos corredores. El profesional señaló que están analizando itinerarios "norte-sur", "este-oeste" o siguiendo la línea del tranvía. "Prácticamente en todas las calles que tengan un poco de sección estamos considerando una vía ciclista", manifestó, antes de referirse a una posible conexión con el aeropuerto. Otro dato aportado es que la vía ciclista será bidireccional y de aproximadamente dos metros y medio de ancho, así como que ese espacio se obtiene con fórmulas diversas (retirada de aparcamientos, estrechamiento de carriles...).

Uno de los planteamientos centrales de Calvo fue que en lo que se está trabajando no son "tramos, sino una red". El know-how adquirido por su equipo después de unos quince años llevando proyectos de este tipo a diferentes ciudades -Las Palmas de Gran Canaria entre ellas- les dice que deben lograr una vía "comprensiva", que se ejecute de forma rápida y que sea homogénea en su aspecto. "Lo que proponemos son vías ciclistas bidireccionales que incluso estén pintadas con un color y que ese formato se conserve en el 80-90% de la red", puntualizó.

"Están pensando tener algo a final de mandato que esté en la calle y que sea utilizable", indicó en lo que a plazos se refiere. Queda, eso sí, un camino largo por delante. La actual fase de diseño es previa a la redacción, en la que se realizarán los proyectos de ejecución (cada itinerario será objeto de uno independiente). Posteriormente llegará el momento en que se acabe procediendo a la licitación de las obras. Los cálculos son que en unos dos meses puedan enseñar el dibujo de la red.

Además, expuso que buscan corredores que permitan técnicas "lo menos gravosas posible, baratas y rápidas de ejecutar". Aunque recurrirán a mobiliario urbano, separadores o pintura para lograr esa agilidad constructiva, también se contempla la obra civil: "Habrá que demoler, reconstruir...".

Según las explicaciones dadas ayer, por el casco no se prevé que discurra el carril bici, pero sí podrán circular las bicicletas. Asimismo, dieron a conocer este jueves que se está tratando de implantar un sistema de alquiler de este medio de transporte. Este último dato lo aportó la concejala María José Roca (Unidas), que también dijo que "hasta ahora se le ha dado un gran protagonismo al coche como el mayor usuario de la calle". "Hay que empezar a dejar espacio a otros medios de transporte como la bicicleta, que contamina menos, te pone una sonrisa en la cara cuando la utilizas y, según todos los últimos estudios, previene el alzhéimer", afirmó.

Por su parte, Luis Yeray Gutiérrez (PSOE) aseguró que para el grupo de gobierno municipal la movilidad sostenible es una de las "señas de identidad", lo que "se enmarca dentro de una estrategia global de lucha contra el cambio climático y que pretende anclar en la sociedad unos hábitos de vida mucho más saludables". Su compañero socialista Andrés Raya mantuvo durante su intervención que la finalidad última es la de "mejorar la vida de los vecinos", e incidió en que la utilización de la bicicleta es una actividad beneficiosa para la salud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas