01 de septiembre de 2019
01.09.2019

Un tagoror en La Laguna para el ocio y la inclusión

Los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca ponen en marcha un espacio en el casco lagunero para que personas con discapacidad intelectual disfruten de una oferta de entretenimiento pero sin actividades dirigidas

01.09.2019 | 01:25
A la izquierda, la responsable del proyecto Tagoror, Carmen Cantalejo, y a la derecha, la directora de la Casa Manolo Torras, Nazaret Pérez.
Un tagoror en La Laguna para el ocio y la inclusión

La Laguna cuenta desde hace algunos meses con un nuevo espacio de encuentro y entretenimiento. Los protagonistas de las jornadas son personas con discapacidad que hallan en Tagoror un lugar donde pasar el rato sin necesidad de participar en actividades dirigidas, disfrutando de internet, un café o un juego en grupo o de manera individual y potenciando su autonomía. Los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca han puesto en marcha este espacio en su local de la calle Juan de Vera 27, donde proyectan en el futuro además la creación de varios pisos tutelados.

De este modo, el proyecto Tagoror ofrece un espacio de ocio no reglado para las personas con discapacidad intelectual. Carmen Cantalejo es la educadora social responsable de este programa y afirma que incluso los propios usuarios se sorprenden de la forma de trabajar que propone este espacio que el pasado año contó con una subvención del Gobierno de Canarias y ahora se quiere dar a conocer entre los usuarios potenciales de La Laguna.

Tagoror se presenta como un espacio de ocio libre, acondicionado con zonas de lectura, conexión gratuita a internet, proyector, juegos de mesa, música y cafetería que busca convertirse en un lugar de encuentro para fomentar las relaciones sociales y las actividades artísticas, culturales y medioambientales entre los usuarios. Este proyecto está dirigido a personas con discapacidad intelectual que sean mayores de edad y con gran autonomía.

Los objetivos de este nuevo espacio que abre sus puertas en el centro de La Laguna son los de crear un lugar dinámico y creativo, donde se cubran las necesidades particulares que conlleva el ocio de las personas con diversidad funcional intelectual. Además, busca ofrecer un punto de encuentro seguro donde se establezcan con otras personas con necesidades similares y potenciar las capacidades y habilidades de los usuarios del servicio a través de un educador. Todo ello, además, combinado con el objetivo de que sean los propios usuarios los que diseñen las actividades que se desarrollen en el espacio.

En la sede del proyecto Tagoror, que funciona desde el pasado mes de marzo, se puede visitar los martes, miércoles y viernes, de 16:00 a 19:00 horas. El local que acoge este espacio de ocio está preparado para recibir a unas 20 personas y, como explica la responsable del proyecto, "tan solo está funcionando como punto de encuentro porque ya estamos detectando interés por parte de los usuarios para realizar actividades fuera de este espacio".

Cruz Blanca

Los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca desarrollan proyectos en La Laguna desde hace unos 40 años. A lo largo de este tiempo, la Casa Manolo Torras se ha convertido en su emblema en el municipio pero también han creado otras tres casas para personas con discapacidad y trastornos de conducta. La Comarca y la puesta en marcha de un huerto ecológico en Jardina son otros de los programas desarrollados en los últimos tiempos, con el objetivo de ofrecer una ocupación laboral a los usuarios. Sin embargo, el ocio, y en particular el ocio no guiado, no contaban hasta ahora con un proyecto específico, que permitiera genera un lugar de encuentro en el que las personas pudieran realizar las actividades que desearan sin que estas fueran regladas. Fue así como nació Tagoror.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook