La Concejalía de Hacienda de La Laguna busca a 2.200 vecinos que deben el pago del impuesto de bienes inmuebles (IBI) y la basura desde hace más de cuatro años. Estos "ilocalizables", tal y como los define la Inspección Tributaria, deben un total de 3.510.142,91 euros que ahora el Ayuntamiento tratará de recuperar en el plazo de dos años a través de un plan de choque que comenzará en breve.

El concejal de Hacienda y Asuntos Económicos lagunero, Alejandro Marrero, explica que con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, "hemos encontrado un alto número de inmuebles cuyos propietarios están sin identificar" y, por ello, las áreas de Hacienda e Inspección Tributaria han protagonizado una serie de reuniones durante las últimas semanas para elaborar un plan de acción y lograr localizar en el plazo más corto posible a los propietarios de las fincas con los valores catastrales más altos. "Tendremos que realizar un esfuerzo importante para llevar a cabo este trabajo, pero con él queremos recuperar el máximo dinero posible en poco tiempo", afirma Alejandro Marrero.

De este modo, a pesar de que son 2.200 vecinos los que se encuentran sin identificar en la actualidad, el Ayuntamiento tratará de encontrar en un primer momento a 300 de los propietarios de los inmuebles o solares porque el pago de sus impuestos "son los que más reportarían a las arcas públicas", indica Marrero. Gracias a estas acciones, que comenzarán de forma inminente, se podrán recaudar 1.516.724,16 euros en pocos meses.

El Ayuntamiento de La Laguna podrá reclamar ahora el pago únicamente de los impuestos de los últimos cuatro años, que son los que conforman ese total de 3,5 millones de euros. El concejal de Hacienda recuerda que, "al no abonar el pago del IBI, que es el impuesto de mayor importe, estos vecinos tampoco han pagado el impuesto de basura, así que cuando los localicemos les pasaremos todos los tributos pendientes de pago de manera automática".

El trabajo previsto por Hacienda e Inspección Tributaria consistirá en visitar las diferentes fincas para tratar de localizar a los propietarios a través de los números de los contadores del agua y de la luz. "Será un trabajo de campo y tendremos que averiguar si esas personas están dadas de alta en otros servicios para poder localizarlas. También será importante hablar con los vecinos de la zona para tratar de dar con ellos", relata el concejal Alejandro Marrero, quien añade que el trabajo será realizado por empleados de Inspección Tributaria.

De este modo, el trabajo se centrará, hasta final de año, en los 300 propietarios cuyos inmuebles cuentan con un valor catastral más elevado. "También estamos trabajando ya para dar forma a la planificación que afrontaremos entre los meses de enero y diciembre del próximo año. En ese tiempo queremos ir localizando, mes a mes, a un porcentaje determinado de propietarios para terminar pronto con este problema", explica el edil de Hacienda, quien concluye que "nuestro objetivo es que en 2020 esté localizado un 90% de los vecinos que deben impuestos".

Estos propietarios cuentan con inmuebles a lo largo y ancho de todo el municipio lagunero, aunque, matiza el concejal, "los que cuentan con un mayor valor catastral, y por tanto son a los que primero acudiremos para localizar a los dueños, se concentran en el casco histórico". El concejal de Hacienda finaliza: "Este trabajo lo realizaremos por el bien del municipio, porque es una injusticia que unos paguen y otros no, y que el Ayuntamiento tenga que asumir unos gastos más altos por el impago de algunos vecinos".