19 de agosto de 2019
19.08.2019

Un chapuzón a ritmo de folclore canario en La Laguna

Las zonas de costa lagunera como Bajamar y Punta del Hidalgo se renuevan este año con actividades que completan la oferta de sol y playa

18.08.2019 | 23:19
En las imágenes de esta página, diferentes detalles de la costa de Punta del Hidalgo.
Un chapuzón a ritmo de folclore canario en La Laguna

Los usuarios disfrutan de un concierto de Achamán junto a las piscinas

La costa del nordeste de La Laguna recibe estos días la visita de centenares de usuarios que disfrutan de los encantos de las playas y las piscinas que se ubican en rincones como Bajamar o Punta del Hidalgo. Todos aquellos que llegan a estos espacios lo hacen, además, al ritmo del folclore más tradicional de Canarias. Y es que rincones como Bajamar albergan este verano actividades que traen aparejados conciertos al aire libre que completan la oferta de sol y playa que buscan tanto vecinos como turistas peninsulares y extranjeros. Así, las familias tienen la posibilidad de combinar un chapuzón con el folclore de grupos como Achamán y realizar talleres a la orilla del mar.

Bajamar y Punta del Hidalgo son dos de los espacios protagonistas de la costa nordeste de La Laguna. De ambos destaca la tranquilidad que se respira en las calles de los barrios y en sus playas y piscinas, que cada año acogen la llegada de isleños y turistas que destacan la paz que alberga cada uno de estos lugares. Y, a pesar de ello, en el caso de Bajamar, la zona ha estado de lo más animada los últimos días gracias a la celebración de las jornadas Bajamar y el Mar, que muchos de los usuarios de la playa y las piscina celebran puesto que anima este litoral que muchos piensan que ha estado abandonado por parte del Ayuntamiento de La Laguna durante los últimos años.

De este modo, además de talleres para los más pequeños de la casa, Bajamar se ha llenado esta última semana con actividades, la historia de la pesca en la Isla y con la música más tradicional. Precisamente el vecino de Santa Cruz de Tenerife, Juan Francisco Ojeda, llegaba estos días a la playa y lo primero que hacía era inscribirse junto a sus hijos en uno de los talleres incluidos en estas jornadas. "Visitamos mucho La Punta y Bajamar y tratamos de ir combinando una zona y otra. Hoy tocó Bajamar", explica Ojeda mientras su mujer se hace con un buen sitio en la playa junto a sus hijos, que llegan cargando sendas tablas de bodyboard. "Nos gusta mucho toda esta costa porque, a pesar de toda la gente que se puede reunir en verano, siguen siendo sitios tranquilos y, además, ahora ofrecen más posibilidades con estos talleres", indica el vecino santacrucero.

Eugenia Martín es una vecina de Tejina que lleva años acudiendo a Bajamar durante los meses de verano acompañada de su marido y sus hijos. "Siempre me ha gustado esta zona porque es muy cómoda para venir en familia. A mí me gusta más la playa, pero los niños prefieren la piscina", indica esta vecina lagunera sentada a la sombra. También celebra que por fin se organicen actividades en esta zona como las jornadas Bajamar y el Mar: "Ya hacían falta cosas nuevas por aquí porque siempre hay gente pero demandábamos algo diferente".

Carlos Ortiz y Estrella Ollero es una pareja madrileña que hace unos años se hizo con un apartamento en Bajamar: "Ya conocíamos la Isla y nos surgió esta oportunidad y no quisimos desaprovecharla porque nos gusta mucho esta costa". De Bajamar destacan la tranquilidad y las "maravillosas vistas" que hay de la playa y las piscinas, así como de la entrada al Macizo de Anaga. Es precisamente el contacto con la naturaleza lo que más le gusta a esta pareja de esta zona del litoral lagunero. En el caso de Punta del Hidalgo, lamentan que la playa del Arenal no sea más accesible aunque por ello tampoco desaprovechan la ocasión de acudir a cualquiera de estas playas.

El oasis de La Punta

Ángel Ramos es un vecino lagunero que vive en El Batán pero desde hace años veranea en Punta del Hidalgo. De esta zona de la costa lagunera destaca su tranquilidad, que le permite pasear sin prisas ni molestias por la Avenida Marítima a media mañana mientras observa el estado de la piscina. A pesar de esa paz que se respira, destaca la gran cantidad de visitantes que recibe este zona durante los meses de verano. "Son perfiles muy distintos porque La Punta gusta a todos", afirma Ramos, quien destaca los servicios que ofrece la Avenida Marítima, donde se congregan restaurantes, bares, chiringuitos, playa, piscina, zonas de sombra y un pequeño parque.

Bruno Mazzone es uruguayo y vista esta zona de costa por primera vez este verano. "Vivo aquí desde hace un tiempo pero nunca me había venido a bañar a esta playa", indica el extranjero, quien define este lugar como "muy lindo". A pesar de que el mar se encuentra estos días un poco agitado en este punto, el joven -quien llegó acompañado de su pareja desde primera hora de la mañana- admira la tranquilidad que se respira en La Punta, a donde tiene claro que volverá próximamente.

Juan María Montero es peninsular pero vive en Punta del Hidalgo desde hace 22 años. "Cuando vives aquí y no vienes solo a veranear ves las cosas diferentes", afirma este vecino lagunero quien destaca la necesidad de mejorar la limpieza de las calles del barrio, más allá de las que se encuentran más cerca de la costa. Además, insiste en que hay que regular la acampada en la zona más cercana al faro de La Punta.

Al igual que el propio Montero, son muchos los que aprovechan el buen tiempo en Punta del Hidalgo para salir acompañados de sus perros. Este vecino destaca que es un buen espacio para salir a pasear y cada vez los usuarios están más concienciados de que hay que mantener limpias las calles de los excrementos de las mascotas.

Los servicios que ofrece esta zona del litoral son variados, puesto que no solo dan respuesta a los centenares de visitantes que llegan en los meses de verano sino a los numerosos vecinos que habitan en estas calles. No obstante, algunos de los comercios aprovechan los meses estivales para ampliar su oferta. Es el caso de restaurante Arenisco, que estos días ha instalado un kiosco frente a la piscina. Karen Juárez es una de las camareras y explica que los fines de semana son los días más ajetreados. La cerveza es el producto estrella y el que más se vende estos días a los numerosos extranjeros que visitan Punta del Hidalgo, y entre los que destacan italianos, ingleses y peninsulares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook