06 de agosto de 2019
06.08.2019

Alonso Suárez será la siguiente obra del plan de peatonalización en La Laguna

La mejora en Tabares de Cala, cuyo inicio está previsto para septiembre, es el proyecto más próximo sobre el pavimento del casco

06.08.2019 | 00:46
La calle Alcalde Alonso Suárez Melián (antigua Capitán Brotons), en una imagen de archivo.

Se mantiene la hoja de ruta del mandato anterior

La calle Alcalde Alonso Suárez Melián (antigua Capitán Brotons) y el último tramo de Bencomo serán las próximas vías del casco lagunero que se peatonalizarán. Así lo apuntó el concejal de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de La Laguna, Andrés Raya, que precisó que hay un proyecto previo: la mejora del pavimento de Tabares de Cala.

De las manifestaciones de Raya (PSOE) se desprende que se mantienen las previsiones que habían sido marcadas al cierre del mandato anterior. En esa otra etapa, la última acción de este tipo fue la ejecutada en la calle Tizón, en el entorno de La Concepción y que conecta Manuel de Ossuna con la plaza Doctor Olivera.

"La obra de la calle Tabares de Cala está ya para ejecutarse en fechas próximas, desde que se haga el acta de replanteo", señaló Raya sobre unos trabajos que, agregó, ya están incluso adjudicados y que se prevé que puedan comenzar en septiembre. En concreto, se actuará en el tramo de Tabares de Cala comprendido entre Bencomo y la avenida de La Trinidad, adoquinado en el 2009 y hoy con desperfectos.

Con un importe del contrato de unos 177.000 euros y una duración prevista de dos meses, la actuación consistirá en desmontar los adoquines existentes y proceder a su recolocación. Esto se produce debido a los baches y elementos sueltos de esta vía. Al respecto, el edil puntualizó que el tramo se podrá seguir usando por parte de los transeúntes durante los trabajos y que se facilitará el acceso a los comercios.

La obra en Alonso Suárez Melián y el último tramo de Bencomo será posterior. "Esta es de más envergadura, porque conlleva también las excavaciones para la red de aguas pluviales, de saneamiento, de abastecimiento de agua potable y de los cableados", apuntó. Asimismo, incluye una acción en las luminarias.

Andrés Raya recordó que al área que dirige le compete el mantenimiento de las infraestructuras públicas, como son las vías y, además, las aceras o edificios públicos. "El uso en las calles peatonales adoquinadas supone un deterioro y hay que trabajar para su mantenimiento, lo que conlleva recursos", indicó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook