21 de junio de 2019
21.06.2019

Urbanismo ordena el desalojo de 77 viviendas de Las Chumberas

Las inspecciones oculares de Muvisa y el informe emitido por Intemac obligan a la Gerencia a buscar alternativas habitacionales para los vecinos de la primera fase de las obras de reposición

21.06.2019 | 00:54
Varios bloques de la urbanización de Las Chumberas.

La Gerencia Municipal de Urbanismo de La Laguna efectuará el desalojo de 77 viviendas de la urbanización de Las Chumberas. Se trata de los pisos que aún no contaban con estos mandatos integrados en la primera fase de las obras de la actuación singular de reposición y reurbanización de esta zona del municipio y que presentan tal estado de deterioro que la Gerencia ha decidido efectuar su desalojo en el plazo de un mes, con la gestión de la Sociedad Municipal de Viviendas y Servicios de La Laguna (Muvisa).

El concejal de Planificación del Territorio del Ayuntamiento de La Laguna, Santiago Pérez, explicó ayer que se actuará en los diez bloques de la primera fase, con un total de 160 viviendas. De ellas, 83 se encontraban desalojadas ya y ahora se actuará en las obras 77, de las que 31 se encuentran habitadas, 21 no están habitadas y de las otras 25 no se conoce su situación. De este modo, a lo largo de estos días se entregarán hasta 500 notificaciones tanto a los dueños de las viviendas como arrendatarios y moradores.

Además, tanto el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, como el concejal de Urbanismo se reunirán hoy con los presidentes de las comunidades de vecinos afectadas por estos desalojos para informarles de las medidas previstas para las próximas semanas. En próximos días, además, se producirá otra reunión con el resto de presidentes de comunidades para abordar medidas cautelares.

Todas estas acciones se llevarán a cabo después de que entre los meses de marzo y abril Muvisa realizara inspecciones oculares en 29 de los bloques de esta urbanización que, junto al informe emitido por el Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (Intemac) en el mes de febrero, hayan desembocado en todas estas medidas cautelares. Además, el edil de Urbanismo adelantó ayer que, en el caso de los bloques que no sean desalojados, se repetirán las inspecciones en el plazo de seis meses.

El concejal de Urbanismo hizo hincapié en la necesidad de llevar a cabo el cerramiento y tapiado de las viviendas desalojadas, puesto que durante los últimos años, tras los expedientes aprobados, se han dado casos de vecinos que han vuelto a sus casas sin que estas cuenten con las medidas de seguridad necesarias. No obstante, el edil afirmó que, tras las inspecciones realizadas, las órdenes de desalojo estuvieron paralizadas durante un mes en la Gerencia de Urbanismo. Y es que no fue hasta el pasado viernes cuando la anterior concejal de Urbanismo, Candelaria Díaz, firmó las órdenes, a pesar de la gravedad de la situación que existía en las viviendas.

Además de las acciones previstas para los bloques de la primera fase de la actuación singular, la Gerencia de Urbanismo también va a actuar en el bloque número 12. "Las órdenes de desalojo se han adoptado porque la situación es muy grave en este caso", expresó ayer Santiago Pérez, quien recordó que la falta de mantenimiento en los edificios en los que se empleó cemento aluminoso ha provocado los problemas en la urbanización de Las Chumberas, donde la humedad ha agravado la situación. El edil recordó que, entre otros motivos, "las expectativas constantes durante años sobre el inicio de las obras de reposición han conllevado también la falta de mantenimiento de los edificios".

Será Muvisa la encargada de gestionar todas las acciones necesarias bajo las órdenes de la Gerencia de Urbanismo. No obstante, Santiago Pérez reconoció que los desalojos estarán también supeditados a la disponibilidad de viviendas en el municipio. En la actualidad, Muvisa cuenta con una treintena de viviendas disponibles, pero el edil recordó, además, que los moradores han de cumplir con los requisitos que marque la sociedad municipal para acceder a estos pisos.

Y es que el concejal de Urbanismo afirmó que "históricamente los realojos se han ido haciendo poco a poco, una o dos viviendas cada vez, y es la segunda vez en la historia del municipio que se tendrá que realizar una acción de este calado. En la otra ocasión en la que se tuvo que realojar a tantas personas, el proceso se dilató durante meses". No obstante, el edil lagunero afirmó que Muvisa cuenta con la financiación necesaria para llevar a cabo todas estas medidas cautelares.

En este sentido, Santiago Pérez recordó que durante la celebración de la última comisión de seguimiento de la actuación singular, en la que participaron todas las administraciones implicadas, se acordó que la subvención transferida por el Estado podía emplearse para la puesta en marcha de las medidas cautelares necesarias, entre las que están previstos estos realojos y apuntalamientos.

A la espera de finalizar las expropiaciones

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de La Laguna, Santiago Pérez, destacó ayer el deseo de la nueva corporación de "restablecer de inmediato" los contactos con las demás administraciones intervinientes en las obras de la actuación singular de reposición y reurbanización de Las Chumberas en el marco de la comisión de seguimiento. Además, destacó la necesidad de que culmine el proceso de expropiación de las viviendas afectadas por la primera fase de los trabajos para poder llevar a cabo la demolición.

En este sentido, el edil lamentó que la expropiación de las viviendas se esté llevando a cabo en un único procedimiento. Y es que, de este modo, cualquier incidencia en uno de los expedientes paraliza y retrasa el trabajo de manera global. Además, reconoció el deseo de que la Gerencia de Urbanismo pueda efectuar todas las acciones necesarias para así agilizar este proceso y que la tramitación de las expropiaciones no tenga que estar fluctuando entre los diferentes entes del Ayuntamiento de La Laguna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook