16 de junio de 2019
16.06.2019

Las multas por grafitis en la calle caen un 80% con 'Muros libres'

El proyecto puesto en marcha por dos artistas urbanos 'libera' hasta seis paredes de todo el municipio para desarrollar obras callejeras de manera legal y alejadas del vandalismo

16.06.2019 | 08:40
Una de las creaciones realizadas en el muro ubicado en la zona del antiguo mercado de La Laguna.

Las denuncias por grafitis realizados en la vía pública han descendido en La Laguna un 80% gracias al proyecto Muros libres. Esta acción se ha desarrollado a lo largo del último año con el fin de realizar una mejor gestión y aprovechamiento de espacios abandonados y que sufrían actos vandálicos con la creación de grafitis. Para ello, se ha propuesto descomprimir la saturación actual a la que se enfrenta la ciudad de La Laguna.

Tras meses de trabajo, y los buenos resultados obtenidos, el objetivo ahora de este proyecto es proponer espacios verdaderamente libres para la práctica del grafiti y del arte urbano, y ampliar el catálogo de espacios existentes para llevar a cabo esta práctica de manera legal. A pesar de todo ello, los creadores de este proyecto destacan que no se debe abandonar la vía punitiva puesto que las leyes deben garantizar los derechos y libertades de los ciudadanos, pero sí se deben abrir nuevas vías y asegurarlas, como esta iniciativa. Por último, destacan la necesidad de realizar charlas periódicas explicativas de este marco legislativo y acercar este conocimiento jurídico de una forma clara y divulgativa a través de los abogados cercanos a los organizadores.

Los dos directores del proyecto son Erik Verstraete y Ayoze Álvarez. El primero de ellos es un artista urbano de larga trayectoria en Tenerife que trabaja bajo el nombre artístico de Erik Air. El segundo es un investigador del arte urbano, Máster en el Uso y la Gestión del Patrimonio Cultural y gestor cultural quien también desarrolla un trabajo artístico en la calle.

Los artistas llevaron a cabo un censo de los espacios susceptibles de beneficiarse de Muros libres antes de la puesta en marcha del proyecto y destacaron seis espacios: Padre Anchieta, en la rotonda del mismo nombre en dirección a San Miguel de Geneto; la plaza Dr. Olivera en el entorno de la Concepción; la puerta trasera de la Facultad de Ciencias Jurídicas, en el camino de la Hornera; el muro de contención de la Vía de Ronda a su paso por el aparcamiento de la plaza del Adelantado; en la avenida Trinidad, a la altura de la calle Fotógrafo José Norberto Rodríguez Díaz Zenón, y el muro de contención del aparcamiento público de Barrio Nuevo, en la calle Aranjuez.

Antes de dar comienzo al proyecto, los encargados actuaron en centros de enseñanza de Secundaria compartiendo la información sobre las consecuencias del grafiti ilegal y la alternativa que propone Muros Libres. Con estos encuentros, los artistas urbanos entendieron que el público interesado en este tema no llega ni al 1%; que es en edades más cercanas a Bachillerato donde se concentra la actividad del grafiti; y la vía del miedo o la advertencia en centros de enseñanza es contraproducente. Por ello, los esfuerzos del proyecto se han centrado en atraer a los jóvenes a través de la actividad en la calle de forma cercana, lúdica y cultural.

Los muros libres

Padre Anchieta, en la rotonda del mismo nombre en dirección a San Miguel de Geneto.

Plaza Dr. Olivera en el entorno de la Concepción.

Puerta trasera de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de La Laguna, en el camino de la Hornera.

Muro de contención de la Vía de Ronda por el aparcamiento de la plaza del Adelantado.

Avenida Trinidad, a la altura de la calle Fotógrafo José Norberto Rodríguez Díaz Zenón.

Muro de contención del aparcamiento público de Barrio Nuevo, en la calle Aranjuez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook