15 de mayo de 2019
15.05.2019

Cs intenta cambiar su voto contrario a que La Laguna pague la deuda y evite los intereses

Ciudadanos solicita ahora que en el acta del pleno del 11 de abril conste una abstención y no su voto negativo, tras conocerse que el asunto está en Fiscalía por una posible "lesividad" a las arcas

15.05.2019 | 05:56
La concejal y portavoz de Ciudadanos en La Laguna, Teresa Berástegui.

La concejal portavoz del grupo municipal Ciudadanos (Cs), Teresa Berástegui, ha solicitado mediante un escrito a la Secretaría del Ayuntamiento de La Laguna un cambio en el sentido del voto negativo que esta formación emitió en el pleno del día 11 de abril respecto al punto nueve del orden del día, una moción presentada por el grupo de gobierno (CC) para capacitar al Consistorio a saldar de forma anticipada la deuda externa contraída con una entidad bancaria una vez que ya ha alcanzado el superávit municipal, ahorrándole a la Corporación cerca de dos millones de euros en intereses. Sin embargo, la moción fue rechazada por la mayoría de grupos de la oposición y el asunto ha acabado en Fiscalía por la presunta comisión de una cuestión de lesividad contra las arcas municipales.

En aquella votación según consta en el acta, la formación naranja votó en contra de dicha moción, junto con el resto de los grupos de la oposición, dos concejales no adscritos y uno de los dos ediles del PSOE. Sin embargo, Berástegui pide ahora a través de un escrito con fecha del pasado día 7 de mayo la "subsanación del acta" de dicho pleno sustituyendo los dos votos negativos de los concejales de Ciudadanos por dos abstenciones, lo que la Secretaría ha rechazado mediante un informe en el que destaca que "examinado el diario de sesiones comprensivo de la grabación de la sesión, transcripción literal de las intervenciones que se produjeron, las notas tomadas por la secretaria y el personal de Secretaría, incluso comunicaciones vía móvil, (...) se puede aseverar que el reflejo (en el acta) de dicha votación es correcto".

En aquel pleno al que se llevó dicha moción para que el Ayuntamiento saldara anticipadamente la deuda externa, que se eleva a 8.165.574 euros, evitando así el pago de unos dos millones y medio en intereses hasta 2022 así como cancelar el Plan de Ajuste como requisito al Plan de pago a Proveedores, los grupos que en la comisión previa se habían abstenido votaban ahora en contra y presentaban una enmienda alternativa o de sustitución, que se aprobó con los votos de los dos ediles de Cs, XTF-NC, Unidas Se Puede, un edil del PSOE y dos concejales no adscritos. Dicha enmienda, apoyaba la dedicación de algo más de cinco millones de euros para pagar la deuda que la Corporación local mantiene con la empresa pública Muvisa, impidiendo abonar la deuda bancaria.

Sin embargo, dicha obligación con Muvisa ya la contempla el presupuesto 2018, por lo que no era necesaria aprobar la enmienda. Es más, a efectos contables, la deuda con Muvisa a mediados de abril pasado apenas sobrepasa los 16.000 euros.

Ante el resultado de esta votación y con los informes del interventor y de la directora del servicio de Gestión Económica, se llevó el asunto a la Fiscalía de la Audiencia Provincial por si el rechazo a la modificación presupuestaria para amortizar de forma anticipada el crédito y ahorrar dinero a las arcas municipales pudiera ser "lesivo" y delictivo.

El Día tuvo acceso al expediente que acabó en Fiscalía y publicó la información el pasado día 7, el mismo día en el que la edil Berástegui pidió cambiar el sentido del voto en el acta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook