Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Julissa Reynoso: "Entre Biden y Sánchez hay sintonía personal y confianza"

La embajadora de EEUU en España repasa el estado de las relaciones bilaterales y el contexto internacional

Julissa Reynoso, embajadora de Estados Unidos en España. FERRAN NADEU

Julissa Reynoso es la primera mujer que ocupa el cargo de embajadora de Estados Unidos en España, desde finales de 2021. Nació en República Dominicana hace 48 años y con 7 se trasladó a Nueva York. Creció como una niña inmigrante en el Bronx pero con dedicación y mucho esfuerzo llegó a estudiar en las mejores universidades: Harvard, Columbia y Cambridge. No es diplomática de carrera, sino abogada y está muy vinculada a la familia Biden. Fue jefa de Gabinete de la primera dama, Jill Biden.

-Es usted la primera embajadora de Estados Unidos en España. ¿Se siente usted una excepción en un mundo todavía masculino?

- Bueno, yo he tenido la suerte y la bendición de que el presidente Biden me dio esta oportunidad. Es un poco triste que hayan hecho falta tantos años para mandar a una mujer aquí. Pero bueno, aquí estoy. Hemos avanzado mucho. En Estados Unidos hoy en día aproximadamente el 40% por ciento de las embajadas que tenemos en el mundo están a cargo de mujeres. Esta Administración en particular está muy enfocada en este tema. Y creo que la mujer da un toque especial, un toque particular a este tipo de trabajo. Somos muy conscientes del tema de género, del tema de la igualdad, de la equidad en general. 

-Sus referentes en política, ¿son mujeres?

-Tengo hombres y mujeres que me han aportado y ayudado en toda mi carrera. Pero sí, he tenido la oportunidad de trabajar con unas mujeres muy especiales y tener como amigas a mujeres muy especiales. En política, yo comencé en el Departamento de Estado, cuando era muy joven, con la secretaria Clinton. No soy de carrera diplomática. Pero si entré con ella en 2009 y estuve cinco años trabajando en el Gobierno bajo el presidente Obama. Luego me fui al sector privado y volví al gobierno de nuevo con los Biden. La doctora Biden fue mi jefa, es una gran aliada y una de las razones principales por las que estoy aquí en España.

.¿Se considera usted feminista?

-Yo creo que sí. Sería importante definir lo que es el feminismo. Pero si la definición es como podemos hacer políticas públicas y normas para avanzar en la igualdad de género y la igualdad en general y crear oportunidades para que todo ser humano pueda desarrollar su potencial, entonces sí soy feminista.

-Usted ha llegado lejos. Pero repasando un poco su biografía y sus orígenes, no le ha debido resultar fácil. Recuerriendo al tópico, es usted la encarnación del sueño americano.

-Bueno. Yo he tenido mucha fortuna, mucha suerte. He trabajado mucho. Pero tengo muchas amigas y amigos en circunstancias similares a las mías, inmigrantes que se criaron con recursos limitados, con una historia parecida. En Estados Unidos, si trabajas, estudias y te enfocas en un camino con disciplina y respeto, se abren muchísimas puertas. Y eso pasó conmigo. Pero le ha pasado a mucha gente en mi país, lo que quizá desde fuera se ve como poco extraordinario.

-¿Qué balance hace del año largo que lleva en España?

-He tenido un año muy productivo. Tuvimos la visita del presidente Biden el año pasado, con todo su equipo más cercano en temas de relaciones exteriores y defensa, con la primera dama. Eso ayudó mucho a la relación. Pudimos anunciar proyectos y gestos importantes con España. Tenemos cosas pendientes que tenemos que completar, que avanzar. Pero hay una gran apertura por parte del gobierno de España, por el sector privado, por la sociedad civil, por los partidos políticos en trabajar con Estados unidos.

-¿Cómo definiría ahora las relaciones bilaterales?

 -El presidente Biden dijo cuando llegó que España es un aliado indispensable y esta palabra marca mucho de lo que hacemos y como se ve la relación. Lo que más me satisface es el flujo de contactos que existe entre los países, desde el gobierno y el más alto nivel, hasta los empresarios, los académicos. Y creo que esa relación va a seguir, de manera tan fluida y tan fuerte como la veo hoy.

-A menudo las relaciones también se construyen a partir de la sintonía personal que hay entre presidentes. La hubo entre Obama y Rodríguez Zapatero, también entre Bush y Aznar. ¿Cree que hay esta sintonía también entre Pedro Sánchez y Joe Biden?

-Sí. Cuando estuvo aquí el presidente, se notó en los gestos, en la química, en la energía, la informalidad en la manera en la que interactuaban. Ha habido luego otros encuentros, en la reunión del G-20. Ha habido llamadas. Creo que conozco bien al presidente Biden y sé cuando le cae bien la gente. Con respecto al presidente Sánchez, hay muy buena relación y un nivel de confianza que se nota en el intercambio interpersonal entre ellos.

- Antes de esos encuentros, en los inicios de la guerra de Ucrania, el presidente Biden llamó por teléfono a varios líderes europeos pero no a Sánchez. Por eso le preguntaba por esa sintonía personal.

-Sí existe. Los presidentes han tenido la oportunidad de hablar directamente sobre este tema, por teléfono y en persona y obviamente los ministros están en conversación continua. Y con ese encuentro aquí, que duró casi tres días aquí viendo presidente Sánchez, demostró mucho esa sintonía.

-¿Cómo están las negociaciones para la modificación del convenio sobre Rota que ha de permitir el despliegue de otros dos destructores estadounidenses?

 - Estamos en diálogo continuo con el Gobierno sobre varios temas, incluyendo este. Este tema ha avanzado muchísimo. El Gobierno español tiene que finalizar sus procesos internos para asegurar de que todo está como debe estar bajo las leyes españolas, pero hemos avanzado mucho. El año pasado, los presidentes anunciaron un compromiso político para poder modificar el acuerdo y ese camino está en marcha.

-¿Pero no ha empezado la negociación formal todavía?

-Estamos dialogando sobre el tema.

-.Pero Pedro Sánchez ha viajado esta semana a China. ¿Como ve este viaje y el de otros líderes europeos a Pekín?

-Los países, soberanos tienen derecho a dialogar con otros países del mundo. Creemos que dado el rol del gobierno chino en el mundo y la manera en que se ha comportado, esperamos que los aliados le trasladen un mensaje claro de cómo creemos que podemos llegar a una relación mucho más constructiva de la que ha sido hasta hoy. Pero en términos de contactos, visitas y diálogo con países, España y el resto de los países aliados pueden tomar decisiones sobre con quien hablan y donde viajan.

-¿Cómo ve EEUU la última propuesta de China sobre Ucrania?

-Nuestra posición ha sido siempre que estamos abiertos a una solución justa. Pero el Gobierno ucraniano debe ser parte integral de esta solución y debe tomar la decisión de lo que considera una paz justa. Si el Gobierno chino quiere tener un rol constructivo, debe consultar y asegurarse de que el Gobierno ucraniano y la nación ucraniana estén de acuerdo con cualquier propuesta que esté circulando.

-Por el papel y el peso que tiene China y su cercanía a Rusia, ¿cree el Gobierno de Estados Unidos que China puede tener algún papel en la resolución del conflicto de Ucrania?

-Dada la situación y los contacto que ha tenido China con el Gobierno ruso y esa amistad y esa relación sin límite, en principio es difícil de entender que sea una parte neutral en esta situación.

-El alto representante de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, ha dicho que hay que seguir ayudando y armando a Ucrania hasta la victoria. ¿Es esta también la posición de Estados Unidos?

- Nuestra posición es que los ucranianos puedan seguir defendiéndose hasta llegar a una posición donde puedan ver garantizada su integridad territorial. Esa propuesta de defenderse hasta la victoria quizá es similar a lo que Borrell planteó. Pero si podemos llegar a una solución donde se pueda garantizar la soberanía de Ucrania, todos estaremos en posición de poder estudiar la propuesta y asegurar de que sea aceptable para el Gobierno y el pueblo ucraniano.

-¿Cree que esta posición que ahora defiende el Gobierno de Estados Unidos de seguir armando a Ucrania se mantendrá a medida que se acerca la fecha de las elecciones?.

-El Congreso es el que aprueba el presupuesto en Estados Unidos. Y obviamente ha habido un apoyo consistente hacia Ucrania por las dos cámaras del Congreso. Y una de esas cámaras es de la oposición al presidente Biden. Tenemos fe y confianza de que el Congreso, con toda su diversidad, va a seguir apoyando lo que consideramos necesario para poder asegurar de que ese país se pueda defender.

-¿Vislumbra Estados Unidos un final cercano a la guerra?

- Esperamos que por el bien esos de esos ciudadanos y para acabar toda esa crueldad que estamos viviendo pueda haber un fin, pronto.

Compartir el artículo

stats