Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra en el este de Europa

Ucrania tendrá en 100 días tanques occidentales suficientes para romper una ofensiva rusa

Expertos militares estiman que Kiev debería recibir unos 300 carros de combate para que tuvieran impacto en la evolución de la guerra | Robles anuncia la disposición de España a enviar carros Leopard y a formar tripulaciones, pero el número dependerá de la coordinación con los aliados

Tanques Leonard del ejercito español. VALDA KALNINA

España enviará al frente ucraniano un número aún no determinado de carros de combate Leopard 2 para ayudar a Kiev ante Rusia. La cantidad de tanques de esta donación decisiva, que supone subir un escalón en la entrega de material militar a Ucrania, dependerá de "la coordinación con los aliados", ha dicho la ministra Margarita Robles, este miércoles, fecha en la que ha mantenido en Madrid una reunión con los jefes de Estado Mayor de los ejércitos en el Comité de Dirección del Ministerio de Defensa.

La titular de Defensa ha asegurado a la agencia EFE que, una vez que Alemania expresara públicamente su voluntad de enviar esas armas a Ucrania -cosa que ha hecho esta misma jornada- "España está dispuesta a la coordinación con los aliados en lo que sea necesario y haga referencia al envío de esos tanques, por lo que no es posible determinar ahora el número de unidades que podrían enviarse".

Catorce "es el guarismo mágico", comenta un militar español directo observador de la guerra de Ucrania y con su carrera construida en el arma acorazada. Se refiere al número de Leopard que -aún sin confirmación- se ha venido barajando que enviaría España, y también cada uno del resto de países poseedores de tanques Leopard en Europa. Catorce es el número de carros que forman una compañía en el ejército alemán... y en cualquiera europeo occidental -tres secciones de cuatro carros y dos de mando-, 14 es también la primera cesión a Kiev confirmada ya por Berlín, y 14 carros por 15 países europeos que los donaran suman 210. Con los 31 tanques M1 Abrams que aportará Estados Unidos -según ha confirmado este mismo día el presidente Joe Biden- y los Challenger que envíe el Reino Unido se podrán acercar a 300, la cantidad por la que apuestan los expertos militares interrogados por EL PERIÓDICO y que consideran mínima para que una donación políticamente tan significativa supusiera un impacto de verdad decisivo contra la ofensiva rusa que se espera en primavera.

Ninguno de los militares consultados -y que por estar en activo piden el anonimato- daba valor estos días a una donación inferior en número. Para romper el frente en primavera contra una ofensiva rusa en el Donbás y Zaporiya se precisa una brigada con un mínimo de 300 vehículos, aunque una de las fuentes consultadas eleva la cantidad a entre 500 y 800 carros "si se quiere darle la vuelta a la guerra. Ese envío sería estratégico; menos carros suponen un movimiento más político que disrruptivo".

España, con 320 Leopardo 2E operativos, es el tercer país poseedor en cantidad de estos blindados, tras Alemania y Grecia. La mayoría de estos efectivos están en Ceuta y Melilla, y un grueso de los más avanzados se acuartela en la base madrileña de la Brigada Guadarrama XII, en El Goloso. Hay también un contingente de 108 carros de los primeros modelos, obsoleto y desmontado, en almacenes logísticos de Calatayud (Zaragoza). Algunos de esos carros estuvieron sumergidos en lodo durante una inundación en Badajoz. Son los tanques a los que aludió Robles diciendo que "están en un estado lamentable".

Dificultades

Todas las fuentes militares consultadas son conscientes de las dificultades que esta donación clave de Occidente, que Rusia considera escalada, implican para que sea efectiva. La primera, la formación. Hay tres escalas de aprendizaje para una tripulación de un carro Leopard, siempre formada por cuatro militares: básica, media y experta. "Se puede alcanzar el adiestramiento básico, y en caso de urgencia, en 100 días de instrucción intensiva", explica el experto en blindados. Para eso es necesario que la tripulación de cuatro esté siempre formada por los mismos carristas, y que el que asuma la función de artillero domine un complejo sistema digital de tiro cuyo potencial puede quedar anulado si no se domina bien.

Dado que, por el agrupamiento de tropa que está realizando Moscú, todos los ejércitos OTAN prevén una ofensiva rusa en primavera en el este y sureste de Ucrania, el inicio de esa formación de carristas ucranianos se ha convertido en asunto prioritario... "o estaremos enviando los carros a una ratonera".

Lo dice el mismo militar que hace unos días advertía en este diario contra el entusiasmo mediático-político: "Se está vendiendo una invencibilidad de los Leopard que no es real". Efectivamente, los famosos y avanzadísimos tanques alemanes no son inmunes a los cohetes 9M133 Kornet rusos, especialmente en la torre y toda la parte superior de su estructura, punto débil de todos los carros.

El otro gran reto que supondrá esta donación es todo su corolario logístico: no se puede dar solo el Leopard (o el Abrams); no se pueden desplegar sin más; una brigada mecanizada precisa apoyo logístico complejo de combustible, munición, piezas... especialmente el Leopard, que precisa un mantenimiento intenso cada 100 horas de funcionamiento. Robles ha explicado también este miércoles que España colaboraría en el mantenimiento logístico.

Pero el despliegue de los Leopard precisa algo aún más difícil de obtener en la guerra de Ucrania: superioridad aérea con la que suprimir los sistemas rusos de lanzamiento múltiples de cohetes. De las carencias aéreas que se están viendo en esta guerra saben bien no solo las machacadas columnas acorazadas rusas del invierno de 2022, también la resistente fuerza blindada ucraniana, tres brigadas blindadas milagrosamente mantenidas y siempre bajo amenaza.

Felino cazador

A duras penas Ucrania ha conseguido reunir y conservar en combate tres brigadas de 12 batallones de carros dada una. Cada batallón tiene -en el tradicional reparto soviético- diez tanques y uno de mando. Con esos 31 blindados por batallón, 93 por brigada, impulsó Ucrania su contraofensiva del verano. Lo han hecho a base del viejo T648V, el tanque que, dentro de la estructura de industria de defensa de la URSS, tocó fabricar a Ucrania en factorías de Lviv, Malysiev e Ivano Frankivsk. Y también a base de tanques T72 de sus almacenes, además de los que han arrebatado a los rusos, incluidos un número no conocido de T80, más avanzados. Se suma a la cuenta los T72 modificados que ha donado Polonia, más de 100.

La incorporación de los Leopard 2 a ese despliegue -"siempre si se cuenta con la formación, el apoyo de artillería y cobertura aérea adecuadas", no cesa de advertir uno de los militares preguntados por EL PERIÓDICO- incrementará de forma muy notable las fuerzas ucranianas, porque el tanque alemán que llegará es, sobre todo, un cazador. Destruir otros carros de combate es la principal capacidad del Leopard 2. Su cañón de 120 mm es el más potente disponible en este tipo de armamento. Su sistema de tiro, que mantiene el cañón mirando fijo al objetivo haga lo que haga el tanque, suba, baje, gire o trepide, lo convierte en casi infalible.

A pesar de las 63 toneladas que pesa -58 en la primera versión, y 63 en el modelo español Leopard 2E-, es el carro de combate más rápido de la actualidad, capaz de alcanzar un punto a 70 kilómetros por hora, golpear a un objetivo a 4.000 metros de distancia y cambiar de sitio. "La velocidad, y no solo el blindaje, es una ventaja en el actual entorno de combate", explica otra de las fuentes mencionadas. En este entorno, los carros no avanzan como en la II Guerra Mundial. Los tanques actuales pueden contar con sistemas de fijación de tiro y software de detección del origen de un disparo enemigo, de forma que pueden responder con otro disparo al punto exacto del que ha partido la agresión. Por eso en la guerra moderna el tanque está atado al shot & run (dispara y corre) y para eso es muy ágil el Leopard... "si su tripulación está bien adiestrada".

Compartir el artículo

stats