El último balance eleva a medio centenar la cifra de víctimas mortales tras la tormenta invernal que azota el país y se espera que la cifra continúe aumentando en los próximos días.

El mayor número de muertes se han notificado en el estado de Nueva York, donde han muerto al menos 27 personas por la ola de frío polar procedente de Canadá. Otras 14 han muerto en Buffalo.

El alcance de la tormenta no tiene precedentes, afectando partes del medio-oeste y este de Estados Unidos desde hace seis días, según indica la cadena CBS. El temporal ha causado cortes de electricidad, cancelación de vuelos y ha convertido en peligrosas las calles y carreteras.

La tormenta de frío congela completamente un restaurante del norte de Nueva York

La tormenta de frío congela completamente un restaurante del norte de Nueva York Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EFE

Millones de personas se han refugiado de la helada durante la noche y la madrugada, sin embargo, la tormenta ha atrapado a algunos residentes dentro de sus viviendas por las acumulaciones de nieve. Asimismo, ha dejado sin electricidad a miles de ciudadanos.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, ha afirmado que es la tormenta "más devastadora" en la Historia de Búfalo, donde han caído cerca de 100 centímetros de nieve.

"No puedo exagerar lo peligrosas que siguen siendo las condiciones", ha precisado Hochul, instando a los vecinos a mantenerse alejados de las carreteras en Navidad.

Pese a que las condiciones meteorológicas han mejorado durante la jornada, más de 55 millones de personas están bajo alerta de bajas temperaturas, siendo el 25 de diciembre más frío desde 1983 para ciudades como Miami, Tampa, Orlando y West Palm Beach.

Además, se han cancelado más de 3.000 vuelos en la víspera de Navidad, mientras que este 25 de diciembre se han cancelado 2.000 vuelos.

Aproximadamente el 60 por ciento de la población estadounidense ha recibido algún tipo de alerta por las condiciones meteorológicas durante el fin de semana.