Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Midterms' 2022

Estados Unidos se aboca al Congreso más conspiranoico de su historia

Más de 210 republicanos que cuestionaron la victoria de Biden en 2020 han ganado sus carreras electorales para ocupar cargos políticos relevantes en la Cámara de Representantes, el Senado o como gobernadores

Estados Unidos se aboca al Congreso más conspiranoico de su historia. Dounia Sba

Sea cual sea el resultado final, las elecciones legislativas de medio mandato confirmarán que Estados Unidos tendrá el Congreso más conspiranoico y radicalizado de su historia moderna. Y es que, según un recuento de The New York Times, más de 210 republicanos que cuestionaron o directamente niegan la victoria presidencial de Joe Biden han ganado sus carreras y ocuparán cargos de peso para el futuro político del país.

Su derrota en las urnas en 2020 forzó a Donald Trump a abandonar la Casa Blanca, pero el expresidente ha mantenido desde entonces sus infundamentadas acusaciones de un fraude electoral que nunca existió. Ajenos a la realidad, el magnate conservador ha usado su control sobre el Partido Republicano para popularizar ese bulo, promocionar a los fieles que se adhieran a sus tesis negacionistas y castigar a cualquiera que apoye las instituciones democráticas, como la excongresista Liz Cheney.

Congreso y Senado

Esta deriva de cuestionamiento ha acabado permeeuueando el partido y 370 candidatos en estos comicios de medio mandato abrazaban los postulados del expresidente, de los que más de la mitad han resultado elegidos. Según el análisis del Times con resultados aún no definitivos, en la Cámara de Representantes entrarán unos 170 negacionistas. De estos, más de dos decenas habrían dicho explícitamente que los comicios de 2020 fueron robados o falsificados y la mayoría sembraron dudas de alguna u otra manera.

En el Senado, son 16 los candidatos republicanos negacionistas elegidos para ocupar un escaño, algunos de los cuales rechazaron de plano el veredicto de las urnas que dio la victoria a Joe Biden. Entre ellos destaca JD Vance, electo por Ohio, que ha virado desde posiciones opuestas a Trump en 2016 a asegurar cuatro años más tarde que le robaron las elecciones.

Los fieles al magnate neoyorquino también se han colado en las carreras de gobernadorsecretarios de estado y fiscales generales de estado y han ganado en más de 20 de ellas. Estos cargos son de gran importancia porque son las autoridades que deben velar por la limpieza del proceso electoral.

Compartir el artículo

stats