Guerra en Ucrania

Zelenski pide "documentar los crímenes de guerra" en su visita a Bucha tras la masacre

Durante su visita, Zelenski ha acusado a las tropas rusas de cometer un "genocidio" y ha supervisado las zonas destruidas y el equipamiento ruso que queda en las inmediaciones

Zelenski visita Bucha tras la masacre causada por los militares rusos.

Agencia ATLAS | Foto: EFE

EFE

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, se ha desplazado este lunes a la localidad de Bucha, que se encuentra a las afueras de la capital, Kiev, tras la masacre de más de 300 civiles.

Durante su visita, Zelenski ha acusado a las tropas rusas de cometer "crímenes de guerra y genocidio" y ha supervisado las zonas destruidas y el equipamiento ruso que queda en las inmediaciones. Además, se ha dirigido a la población local, según informaciones de la agencia de noticias UNIAN.

En relación con la posibilidad de lograr establecer un verdadero diálogo de paz con Rusia, Zelenski ha matizado que cree que es posible dado que "Ucrania debe hallar la paz". "Estamos en el siglo XXI. Seguiremos haciendo uso de los esfuerzos diplomáticos y militares", ha dicho.

Zelenski pidió además a los medios internacionales "documentar" las "atrocidades" cometidas por las tropas rusas en Bucha, durante una visita a esta ciudad, escenario de una presunta matanza de centenares de civiles.

"Es muy importante que esté aquí la prensa, los periodistas internacionales. Tenemos que poder mostrar al mundo lo que ha ocurrido aquí, lo que han hecho las fuerzas rusas", afirmó Zelenski, en declaraciones a los medios, reflejadas por el portal Ukrinform.

El líder ucraniano destacó la importancia de "llevar a la justicia internacional" este caso, que Moscú ha desmentido con el argumento de que se trata de informaciones falsas difundidas por la propia propaganda de Kiev.

"Haremos que los responsables sean castigados. Todos los días encontramos casos como éste, esto es un genocidio", añadió.

La inteligencia militar ucraniana difundió hoy en su página web los datos personales de 1.600 soldados rusos, desde nombre y apellidos a fecha de nacimiento y rango militar, integrados en las tropas que actuaron en Bucha.

La lista corresponde a los integrantes de la 64 Brigada Independiente Motorizada del Ejército ruso, que estaría implicada en la presunta matanza de civiles en esa ciudad.

El Kremlin ha rechazado de manera categórica la participación de sus soldados en esas supuestas matanzas.

Bucha estuvo asediada por las tropas rusas durante semanas y, tras su liberación, se descubrieron cientos de cadáveres en sus calles, algunos de los cuales con las manos atadas a la espalda, como han documentado sobre el terrenos reporteros de medios internacionales.

La organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) afirmó tener indicios de que el Ejército ruso había cometido posibles crímenes de guerra en las áreas bajo su control, entre ellos ejecuciones sumarias de civiles.

La comunidad internacional ha condenado la matanza e instado a la investigación de los presuntos crímenes de guerra.

La Unión Europea ha anunciado que prepara "con carácter de urgencia" nuevas sanciones contra Rusia tras esas "atrocidades", que condena en los "términos más enérgicos", cometidas por las fuerzas armadas rusas en varias ciudades ucranianas ocupadas y que ahora han sido liberadas.

La visita de Zelenski tiene lugar después de que las fuerzas ucranianas hayan recuperado en la zona los cuerpos sin vida de 340 personas tras la retirada de las tropas rusas de la localidad.

Temen un número más elevado de víctimas

Posteriormente, Zelenski advirtió de que el número de muertos a manos de las tropas rusas en la ciudad de Bucha pude ser más alto de lo que se creía hasta ahora, y acusó a Moscú de tratar de destruir a su país.

"Tenemos informaciones de que el número de víctimas podría ser mucho más alto del estimado hasta ahora", ha dicho Zelenski durante una intervención ante el Parlamento rumano.

En el momento de su discurso, el líder ucraniano indicó que se tenía constancia de "más de 300 personas de a pie que han sido torturadas, maniatadas, tiroteadas en la nuca" en esa localidad de los alrededores de Kiev, que fue asediada y bombardeada durante semanas por Rusia y que el Ejército ucraniano ha recuperado recientemente.

Sin embargo, durante la mañana de este lunes, las autoridades ucranianas ya han denunciado el hallazgo de más de 400 cadáveres en las calles de Bucha.

"Automóviles han sido arrasados por tanques, mujeres y chicas jóvenes han sido asesinados por los rusos, y no tenemos todavía todos los detalles de las torturas", ha afirmado el presidente de Ucrania.

Las autoridades ucranianas han acusado a Rusia de haber cometido una masacre en Bucha, algo que Moscú niega alegando que las fotos de cadáveres de civiles en las calles de la localidad son sólo un montaje.

Durante su intervención telemática ante el Parlamento, acusó a Moscú de querer "destruir" a los ucranianos y "deseuropeizar" Ucrania.

"Quieren la desucranianizacion y la deseuropeización de Ucrania", dijo Zelenski.

"Todo esto aparece en la web de la agencia oficial de prensa rusa, donde no se publica nada sin pasar la censura", añadió en referencia al discurso oficial del Kremlin.

Zelenski ha declarado también que "Ucrania no es el último objetivo de la agresión rusa", y ha recordado que del puerto ucraniano de Odesa, que ha sido atacado por Rusia en los últimos días, y la República de Moldavia "apenas hay un paso".