Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis en Ucrania

La paralización de Nord Stream 2 costará miles de millones a Gazprom

Alemania asesta el mayor golpe a la economía rusa en esta primera ronda de sanciones

Un grupo de chicas pasan ante una oficina de cambio de divisas en San Petersburgo, este martes.

Nadie esperaba semejante gesto de Berlín. Ha sido precisamente Alemania, un país con divisiones internas en lo que se refiere a las relaciones con Rusia y al que los aliados han venido criticando de forma velada por mostrar una actitud excesivamente conciliadora con Moscú, el Estado que ha respondido con mayor contundencia a la decisión del presidente Vladímir Putin de reconocer la independencia de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk.

Frente a unas sanciones decretadas por EEUU, la UE o el Reino Unido y calificadas de "tibias" por dirigentes políticos y comentaristas en Washington, Londres o Bruselas, el Gobierno de Berlín ha suspendido 'sine die' el proceso de certificación del gasoducto Nord Stream 2, enviando a las calendas griegas un faraónico y controvertido proyecto que ha costado 11.000 millones de dólares, a la vez que transmitiendo a Rusia y a su presidente el disuasorio mensaje que, de proseguir la escalada militar en el este de Ucrania, la economía rusa va a sufrir como en ninguna ocasión anterior.

"La paralización de Nord Stream 2 es sin ninguna duda la medida más significativa; causará miles de millones en pérdidas a Gazprom (el monopolio ruso del gas) y potencialmente a las empresas europeas que han proporcionado garantías para los préstamos", asegura a El Periódico Maximilian Hess, investigador del Instituto de Investigación de Política Exterior. Será, eso sí, una mordida financiera que no hará en ningún caso tambalearse al gigante gasístico ruso. "Gazprom puede asumir estas pérdidas; es una institución de distribución de renta y cuenta con el gasoducto Poder de Siberia 2 para hacer fluir estas rentas y contratos de construcción" (hacia otros destinos), continúa. Poder de Siberia 2 es un proyecto de tubería que une los yacimientos de gas en la península de Yamal, en Siberia, con China. De materializarse, acentuará el giro estratégico y económico hacia Oriente de una Rusia cada vez más enemistada con EEUU y Europa.

Impacto a medio plazo

Un impacto significativo, que solo empezará a sentirse a medio plazo, tendrá también la prohibición de vender deuda pública soberana rusa en los mercados financieros occidentales, una medida que han tomado de forma coordinada Washington, Bruselas y Londres. "Aunque no tenemos todos los detalles legales, los bancos y las instituciones financieras no podrán ayudar a Rusia a vender su deuda, al tiempo que se prohibirá comprarla a los inversores europeos, británicos o estadounidenses", explica Hess. "El impacto inmediato será limitado, dado que las reservas líquidas (internacionales) de Rusia superan su deudas externas; aunque a largo plazo encarecerá los préstamos y se convertirá en un problema estructural de la economía rusa, dificultando la recuperación económica de cualquier posible vaivén futuro", destaca este experto.

En cambio, las sanciones decretadas contra bancos y personalidades políticas próximas al presidente ruso han sido recibidas con escepticismo y hasta críticas, particularmente en Washington. Tanto VEB.RF y Promsviazbank, dos entidades financieras a las que se congelan sus activos en EEUU y con las que los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido hacer negocios, apenas mantienen ya tratos financieros con Occidente. Algo similar ocurre con Serguéi Kiriyenko, vicejefe de la Administración Presidencial, Aleksándr Bortnikov, director del Servicio Federal de Seguridad o Peter Fradkov, al frente de Promsviazbank, quienes han sido ya sancionados en el pasado y saben de sobra que se hallan en el radar de Occidente.

El presidente Biden ha respondido a las críticas de congresistas y expertos sobre la relativa tibieza de estas primeras medidas haciendo énfasis en la necesidad de afrontar la crisis con Rusia de forma proporcional. "Mientras Rusia estudia su próximo movimiento, nosotros también tenemos preparado el nuestro también".

Compartir el artículo

stats