Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luto tras el rescate

La muerte de Rayan, el niño que cayó al pozo, une a Marruecos

El trágico desenlace del menor de cinco años conmociona al país magrebí como ningún otro suceso en su historia reciente

Imagen de Rayan y de las tareas de rescate del pequeño.

“No recuerdo un evento, que no sea el fútbol que haya unido tanto a Marruecos”, explica Myriam desde Rabat. “Ha sido como una pesadilla”, relata Youssef, un joven que también vive en la capital del país. “Cuando me despertaba por la noche, lo primer que hacía era mirar el teléfono para ver si el equipo de rescate había avanzado. He vivido todo esto pegado al móvil, en el coche, en el mercado, en casa veía las noticias”, añade. 

Desde el pasado martes, el rescate del “pequeño héroe”, como muchos en Marruecos llaman a Rayan ha mantenido en vilo y unido a todo el país con la esperanza de poder salvar al niño de cinco de años que quedó atrapado en un pozo de la población de Ighran, en las montañas del Rif. El trágico desenlace ha dejado a millones de marroquíes y gente de todo del mundo en shock. Tras más de cien horas dentro del pozo de 32 metros, los equipos lograron rescatar el sábado por la noche el cuerpo sin vida del menor.

“Esta mañana (domingo) tenía la sensación de como si me hubiera despertado con resaca”, explica Myriam. “Me desperté como si hubiera muerto un familiar”, apunta Youssef. “Podría ser cualquier niño de mi familia”, lamenta. Durante todo el domingo se repitieron los mensajes de pésame y solidaridad por todo el país. También fuera de sus fronteras, como el Papa Francisco, quien desde la plaza de San Pedro manifestó: “Todo un pueblo se unió para salvar al pequeño Rayan. Todo el pueblo marroquí estaba allí para salvar a un solo niño. Hicieron todo lo posible”.

Los mensajes de condolencia

El rey Mohamed VI fue el primero en llamar a sus padres para trasmitirles el pésame, en el mismo momento que se hizo público el comunicado de la Casa Real marroquí en el que confirmaba que Rayan no había sobrevivido. Autoridades del país, embajadas y presidentes de otros países también quisieron enviar un mensaje a la familia de Rayan y al pueblo marroquí. "Compartimos su dolor", escribió en redes sociales el presidente francés, Emmanuel Macron. También personalidades del mundo de la cultura o el deporte como Achraf Hakimi, futbolista marroquí del PSG, mandaron mensajes de fuerza a la familia del niño.

Las autoridades del país no han dado, por ahora, más información sobre las circunstancias en la que se produjo la muerte de Rayan. Tampoco más detalles del operativo de rescate. Los operarios cavaron desde el pasado martes sin pausa, día y noche, un terreno complicado y muy blando para lograr abrir un túnel paralelo. En varios momentos se produjeron desprendimientos de tierra, que obligaron a asegurar la cavidad con grandes tuberías de hormigón, evitando la maquinaria que produce vibraciones. También tuvieron que superar las rocas que ralentizaron el avance. 

Los mensajes de ánimo, dentro y fuera de Marruecos, también se transmitieron a todas las personas que trabajaron sin descanso en el rescate. “Rayan, que Alá te dé descanso. Bravo por nuestros rescatadores, héroes de un país”, escribió Nizar, un usuario de Twitter. Mensajes como este no se dejaron de repetir en redes sociales y en la calle. Una labor que también reconocieron Mohamed VI y el presidente del país tras finalizar el rescate. 

Los numerosos operarios del equipo de rescate y la familia de Rayan estuvieron acompañados durante los cuatro días de excavación por decenas, centenares en algunos momentos, de personas que quisieron acercarse hasta el pozo. Muchos se ofrecieron voluntarios para ayudar, hubo muchos momentos de silencio, interrumpido a ratos por los rezos y aplausos a los operarios.

Compartir el artículo

stats