14 de octubre de 2020
14.10.2020
Instituciones europeas

Michel y Von der Leyen aprietan a Johnson para desbloquear la negociación 'post Brexit'

Los líderes europeos piden en una charla telefónica "que se avance en la mesa de negociaciones"

14.10.2020 | 21:26
Ursula von der Leyen y Charles Michel.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, presionaron hoy de nuevo al primer ministro británico, Boris Johnson, "para que se avance en la mesa de negociaciones" sobre la relación futura entre la Unión Europea y el Reino Unido.

En una conversación telefónica en la víspera de la cumbre europea en la que se tratará, entre otros asuntos, sobre el estado actual del Brexit, Michel y Von der Leyen "presionamos de nuevo (a Johnson) para que se avance en la mesa de negociaciones", tuiteó el presidente del Consejo, que representa a los Veintisiete.

Michel completó su mensaje en su cuenta en Twitter etiquetando los tres asuntos más espinosos en las negociaciones: alcanzar unas "reglas de juego uniformes", la "gobernanza" y la "pesca".

"La UE está trabajando en un acuerdo, pero no a cualquier precio. Las condiciones deben ser correctas en cuanto a la pesca, la igualdad de condiciones y la gobernanza", escribió, por su parte, Von der Leyen en la misma red social.

Según la presidente de la Comisión, "todavía hay mucho trabajo por delante" para alcanzar un acuerdo con el Reino Unido.

Los líderes de la Unión Europea intentarán dar un nuevo impulso a las negociaciones sobre la relación con el Reino Unido tras el Brexit en la cumbre que comienza este jueves en Bruselas, a pesar de que los plazos para lograr un acuerdo se agotan sin que las dos partes acerquen sus posturas.

La cita comenzará a las 15:00 horas (13:00 GMT) con la intervención del presidente de la Eurocámara, David Sassoli, y a continuación, el negociador comunitario, Michel Barnier, informará a los jefes de Estado y Gobierno sobre las negociaciones con Londres. Después, los mandatarios analizarán la situación.

Fuentes comunitarias reconocieron hoy que se han visto "algunos progresos en diferentes áreas", pero reiteraron que sigue habiendo "mucha distancia por cubrir".

De hecho, constataron que queda "mucho trabajo por hacer" en los ámbitos fundamentales para el éxito de la negociación, como la pesca, la gobernanza del futuro acuerdo y las garantías para asegurar una competencia justa, de forma que las empresas británicas no puedan disfrutar de ventajas a las que no pueden acceder las compañías de los Veintisiete.

Las fuentes subrayaron que la negociación se encuentra en un momento "bastante crítico" porque se agotan los plazos para cerrar un acuerdo que pueda entrar en vigor el próximo 1 de enero.

El primer ministro británico llegó a fijar el 15 de octubre como la fecha límite para conseguir un pacto, y la Unión Europea también había apostado por lograr el consenso este mes, si bien ya no se descarta que el acuerdo llegue al final de la primera semana de noviembre.

El interés por cerrar el acuerdo en las próximas semanas se explica porque después, entre noviembre y diciembre, se debe realizar la ratificación parlamentaria en el Reino Unido y la UE, de manera que el convenio pueda entrar en vigor el 1 de enero.

Ese día habrá terminado el periodo transitorio en el que se sigue aplicando la legislación comunitaria en el territorio británico y el Reino Unido se convertirá, de manera definitiva, en un país tercero.

Johnson expresa su "decepción"

Por su parte, el primer ministro británico, Boris Johnson, se mostró "decepcionado" por la reciente falta de avances en las negociaciones entre su país y la Unión Europea (UE) para definir el marco de la relación pos Brexit.

En la conversación telefónica con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, Johnson "expresó su decepción por que no se hayan hecho más progresos en las últimas dos semanas", según informó su portavoz en un comunicado.

El británico volvió a manifestar que un acuerdo es "deseable", pero que esperará al resultado de la cumbre europea que comienza mañana para "reflexionar antes de precisar los próximos pasos del Reino Unido a la luz de su declaración del 7 de septiembre".

Aquel día, el dirigente conservador fijó el Consejo Europeo de este jueves como fecha límite para alcanzar un acuerdo, sin el cual "habría que aceptar (el fracaso) y pasar página".

"Tiene que haber un acuerdo con nuestros amigos europeos antes del Consejo Europeo del 15 de octubre si va a entrar en vigor antes de final de año", declaró entonces.

Michel y Von der Leyen, por su lado, aseguraron que presionaron de nuevo a Johnson "para que se avance en la mesa de negociaciones" sobre la relación futura entre la UE y el Reino Unido una vez expire el periodo de transición tras consumarse el Brexit, el próximo 31 de diciembre.

Michel completó su mensaje en su cuenta en Twitter etiquetando los tres asuntos más espinosos en las negociaciones: alcanzar unas "reglas de juego uniformes", la "gobernanza" y la "pesca".

Los líderes de la Unión Europea intentarán dar un nuevo impulso a las negociaciones en la cumbre que comienza este jueves en Bruselas, a pesar de que los plazos para lograr un acuerdo se agotan sin que las dos partes acerquen sus posturas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook