11 de octubre de 2020
11.10.2020
Crisis del coronavirus

Aumentan las zonas de riesgo de contagio en Alemania

El asesor médico británico alerta de más muertes en Reino Unido si no se toman precauciones

11.10.2020 | 09:54
Una imagen de un restaurante vacío en Berlín.

La lista de zonas de riesgo o de especial incidencia del coronavirus en Alemania aumentó en las últimas 24 horas en varias de las grandes ciudades del país, como Essen (oeste), Stuttgard (sur) y Bremen (norte), que se suman así a Berlín, Fráncfort y Colonia.

De acuerdo con la norma marcada por el Robert Koch Institut (RKI), competente en la materia en el país, se considera zona de riesgo ahí donde se registran 50 contagios en 7 días por 100.000 habitantes. A partir de ese nivel implantan medidas territoriales especiales.

En esa consideración entraron a mediados de la semana varios distritos de Berlín, hasta que finalmente la capital y ciudad-estado en su conjunto superó la media de los 52 casos por ese cómputo de habitantes y siete días.

En total, en las últimas 24 horas ha notificado el RKI 3.483 nuevos casos de Sars-CoV2 en todo el país y once víctimas mortales. Es un claro descenso respecto a los 4.700 casos de Sars-CoV-2, con 15 fallecidos notificados el sábado, la máxima marca desde principios de abril.

Sin embargo, este descenso es habitual en fin de semana, ya que algunos estamentos sanitarios de los "Länder" -estados federados- actualizan sus datos el lunes. Ante la aceleración de los últimos días, se teme que próximamente se alcance los 6.000 contagios diarios, el pico que se registraba en los momentos más álgidos de la primera ola, hacia finales de marzo.

El viernes se había verificado 4.500 nuevos contagios, después de que el jueves se superaran los 4.000; el miércoles se estaba aún en los 2.800.

Especialmente preocupante es la situación en las ciudades, advirtió el viernes la canciller Angela Merkel, tras reunirse con los alcaldes de los once principales núcleos urbanos.

En total, desde el inicio de la pandemia, se han verificado en Alemania, el país con más peso demográfico de la Unión Europea (UE) con 83,5 millones de habitantes, 322.864 casos -274.800 de lo cuales son pacientes recuperados- y 9.615 fallecidos.

Berlín, como Fráncfort, implantó este sábado el cierre nocturno a bares y restaurantes, que deben estar cerrados entre las 23.00 y las 06.00, horario en que está prohibida la venta de alcohol y reunirse en grupos de más de cinco personas -ampliables, en caso de gente que conviva en uno o hasta dos hogares-.

La mayoría de los "Länder" han impuesto además la prohibición de pernoctar en su territorio a los viajeros procedentes de zonas de riesgo, sean ciudades enteras o distritos específicos de éstas.

El "Land" más afectado por la pandemia y con mayor número de zonas de riesgo es Renania del Norte-Westfalia, donde se concentran muchos núcleos urbanos.

El asesor médico británico pide más restricciones

El asesor médico adjunto del Gobierno británico, Jonathan Van-Tam, advirtió este domingo de que el Reino Unido se enfrenta a un aumento exponencial de muertes si no se toman precauciones para contener el avance del coronavirus.

En un comunicado, Van-Tam señala que "la estación (invernal) nos va en contra", y el país se encuentra en "un punto de inflexión" en el que, si se ignoran las restricciones, llegaría al mismo nivel de contagios que al inicio de la pandemia en marzo.

Subraya que "se puede evitar que la historia se repita" porque el Reino Unido está ahora mejor preparado que entonces, dado que conoce mejor el virus y cómo combatirlo.

Según el experto, las estadísticas indican que el coronavirus se está extendiendo ya dentro de los grupos de población de mayor edad, en todas las partes del país, aunque el norte de Inglaterra se vea actualmente más afectado.

"Desafortunadamente, igual que la noche sigue al día, habrá un aumento de decesos en las próximas semanas", afirma.

A fin de evitar que el sistema público de salud se sature, Van-Tam insta a los británicos a respetar las normas sanitarias de aislarse y hacerse un test si tienen síntomas; lavarse las manos; llevar la mascarilla; mantener la distancia social y limitar la actividades sociales.

La advertencia se produce antes de que mañana lunes el primer ministro, el conservador Boris Johnson, comparezca ante la Cámara de los Comunes para anunciar un nuevo sistema de alerta de tres niveles para evaluar el riesgo a nivel local y posibles restricciones en las zonas con más contagios, especialmente en el norte inglés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook