02 de septiembre de 2020
02.09.2020
Crisis del coronavirus

Los contagios suben en Italia con 1.326 en 24 horas

La cifra de víctimas mortales, por su parte, ha aumentado a 35.497, seis más que el martes

02.09.2020 | 18:00
Paseantes por Venecia.

Las autoridades sanitarias de Italia han informado este miércoles de la detección de 1.326 nuevos casos de COVID-19 en 24 horas, un repunte con respecto a las cifras de los últimos días y que eleva a 271.515 los contagios confirmados en el país transalpino desde el inicio de la pandemia.

La cifra de fallecidos, por su parte, ha aumentado a 35.497, seis más que el martes, mientras que 109 personas permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos. Lombardía, con 237 nuevos contagios, se mantiene como la región que más casos registra en un solo día, por delante de Veneto, que concentra 163.

Italia encara a nivel social la vuelta a las clases y, en el terreno político, el curso arranca con el debate abierto entre las distintas formaciones por las medidas adoptadas por el Ejecutivo de Giuseppe Conte para contener la pandemia.

La Cámara de Diputados de Italia ha avalado este miércoles la prórroga del estado de emergencia, aunque 28 legisladores del Movimiento 5 Estrellas (M5S), socio de la coalición de gobierno, no han participado en la votación.

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, ha defendido que las cifras de contagios demuestran tanto el éxito de las medidas adoptadas como el compromiso de la ciudadanía con estas restricciones, contraponiendo los datos de Italia con otros países del entorno europeo como España. No obstante, ha llamado a no bajar la guardia, especialmente a los jóvenes.

Berlusconi, contagiado

Uno de los últimos contagios confirmados en Italia es el del ex primer ministro Silvio Berlusconi, que se sometió a las pruebas del coronavirus tras un reciente viaje a Cerdeña, según ha explicado su médico, Alberto Zangrillo, a Adnkronos.

El líder de Forza Italia, de 83 años, "es asintomático y está en aislamiento domiciliario", ha aclarado Zangrillo, que trabaja en el hospital San Raffaele de la ciudad de Milán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook