09 de junio de 2020
09.06.2020
Archivo

Suecia archiva el caso del asesinato de Olof Palme tras identificar como sospechoso a un hombre ya fallecido

El fiscal revela el nombre del que era el principal investigado por matar al presidente del país en 1986

10.06.2020 | 10:02
La placa que recuerda a Olof Palme en Estocolmo.

El fiscal general de Suecia, Krister Petersson, ha anunciado este viernes el archivo de la investigación sobre el asesinato el 28 de febrero de 1986 del entonces primer ministro del país, Olof Palme, por haber fallecido el principal sospechoso de haber cometido el magnicidio, según ha informado el periódico 'The Local'.

El fiscal general ha dicho que Stig Engström, también conocido como 'el hombre de Skandia', era el principal sospechoso de haber asesinado a Palme cuando paseaba por la calle más transitada de Estocolmo y ha avanzado que, al haber fallecido, la investigación tiene que cerrarse, tras 34 años de indagaciones.

El fiscal general de Suecia ha realizado este anuncio en una rueda de prensa que ha dado de forma virtual por las restricciones derivadas de la pandemia del nuevo coronavirus. Engström trabajaba para la compañía de seguros Skandia, cuya sede se encontraba cerca del lugar en que fue asesinado el primer ministro Palme.

Fue interrogado como testigo en los primeros días de la investigación pero solo emergió como potencial sospechoso hace unos años. Murió en 2000, por lo que no puede ser imputado por el magnicidio, lo que ha llevado a la Fiscalía General a decidir el cierre de las pesquisas, según ha contado Peterson.

El carismático primer ministro socialdemócrata murió víctima de un disparo en la espalda que recibió el 28 de febrero de 1986 cuando paseaba por la calle más transitada de Estocolmo tras haber salido de un cine con su esposa, que también resultó herida de bala.

El autor de los disparos huyó del lugar con el arma del crimen. A pesar de que han sido interrogadas más de 10.000 personas y de que 130 personas se reivindicaron como responsables del magnicidio, el caso nunca llegó a resolverse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook