08 de marzo de 2020
08.03.2020
Covid-19

El coronavirus se ceba con Italia: se fugan presos en protesta y se suspenden los torneos deportivos

Los fallecidos en el país por el virus ya son más de 450 y los diagnosticados se aproximan a los 8.000

08.03.2020 | 17:57
El coronavirus se ceba con Italia: se fugan presos en protesta y se suspenden los torneos deportivos

La cifra de muertos por el coronavirus en Italia ha vuelto a dispararse en las últimas 24 horas tras registrarse 97 nuevos decesos que han situado el total de fallecidos en 463, según el último balance ofrecido por el comisario extraordinario para la emergencia, Angelo Borrelli.

En total, hasta el momento se han contabilizado 7.985 casos, incluidos 1.598 en el último día, de los que 4.316 se encuentran hospitalizados con síntomas. De estos últimos, ha precisado, 733 están ingresados en unidades de cuidados intensivos.

Según ha desglosado, solo el 1 por ciento de los fallecidos tiene edades comprendidas entre los 50 y los 59 años; el 10 por ciento entre 60 y 69; el 31 por ciento entre 70 y 79; y el 44 por ciento tienen entre 80 y 89 años. El 14 por ciento tienen más de 90 años, ha precisado, según informa la agencia AdnKronos.

Italia comenzó este domingo a implementar las medidas extraordinarias decretadas por el Gobierno para tratar de frenar la expansión del coronavirus y que incluyen el bloqueo de la región de Lombardía y de otras 14 provincias pero también numerosas restricciones en todo el país.

Algunas de estas draconianas normas se pusieron en práctica enseguida, como el cierre de museos, cines o lugares turísticos por todo el país -los colegios ya estaban cerrados desde la semana pasada- pero no así el aislamiento total de las "zonas rojas" del norte.

A lo largo del día, el tráfico por carretera, ferrocarril y aéreo entre la capital lombarda, Milán, y Roma y otras partes de Italia no se interrumpió, mientras varias regiones del sur anunciaron que se impondrán cuarentenas a todas aquellas personas que lleguen de las zonas aisladas.

El presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, firmó la pasada madrugada el decreto con el que se quiere luchar contra la imparable difusión del coronavirus.

Aislamiento de Lombardía y otras 14 provincias

La norma aísla prácticamente y paraliza una zona que incluye toda la región de Lombardía y otras 14 provincias italianas del norte: Módena, Parma, Piacenza, Reggio Emilia, Rimini, Pesaro, Urbino, Venecia, Padua, Verbano-Cuscio-Osola, Treviso, Vercelli, Novara, Asti y Alessandria, y donde viven en total 16 millones de personas.

Un policía detiene a un coche en un control por el coronavirus en Milán. Foto: EFE.

La medida más extrema es la que prohíbe entrar o salir de ese territorio, excepto para comprobadas exigencias laborales o extraordinarias como motivos de salud.

Cierres de colegios, universidades y centros de ocio

Y entre otras se alarga en estas zonas el cierre de guarderías, colegios de todos los niveles y universidades tanto públicas como privadas hasta el 3 de abril, y también se cierran gimnasios, piscinas, estaciones de esquí, centros culturales, discotecas, teatros, cines y pubs.

Se suspenden todas las manifestaciones públicas y se prohíben bodas y funerales.

Se mantienen abiertos bares y restaurantes hasta las 18.00 horas (17.00 GMT), pero manteniendo un espacio de al menos un metro entre las personas.

Y para el resto de Italia se refuerzan las medidas ya aprobadas, como el cierre de colegios, y se cierran también los teatros, cines, museos y monumentos.

En Roma, los principales monumentos y museos echaron el cierre hasta el 3 de abril, en cumplimiento del decreto extraordinario.

El Coliseo, la Colina Palatina, los Foros, las termas de Caracalla, el Panteón, los Museos Vaticanos...colgaron los carteles de cerrado en medio de la decepción de los (pocos) turistas que aún pasean por la ciudad eterna, al igual que en muchos otros destinos de Italia, como las ruinas de Pompeya junto a Nápoles.

Fugas de las cárceles

Varias decenas de presos se han fugado este lunes de una cárcel de Foggia, en Apulia (sur), mientras que las revueltas se suceden en una treintena de penitenciarias de todo el país, tras las medidas restrictivas del Gobierno para controlar el brote del coronavirus.

Protestas en la cárcel romana de Regina Coeli por las medidas contra el coronavirus. Foto: EFE

Según los medios italianos, al menos 50 presos han huido de esta cárcel y 38 han sido capturados y devueltos a la prisión, mientras que la Federación de Sindicatos Autónomos de la Policía Nacional Penitenciaria de Italia ha denunciado que el número es mayor y al menos 300 presos permanecerían huidos, mientras que los capturados serían 70.

La huida masiva tuvo lugar a primera hora de este lunes, después de que varios de los presos treparan por las puertas de la prisión y lograran salir a la calle.

Las medidas aprobadas por el Gobierno han causado malestar en las cárceles, pues una de estas iniciativas ha sido suspender las visitas de familiares por prevención.

Los torneos deportivos, suspendidos hasta el 3 de abril

Además, el Gobierno italiano ha decidido suspender los eventos deportivos en todo el país de forma temporal y hasta el 3 de abril.

"No hay razón para que prosigan los eventos deportivos", ha dicho el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en una comparecencia en la sede de la Jefatura del Gobierno de Roma.

El Comité Olímpico Nacional Italiano (CONI) había pedido este lunes al Ejecutivo que aprobara por decreto la decisión aprobada por el Comité de suspender todos los eventos deportivos en Italia hasta el 3 de abril.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook