05 de marzo de 2020
05.03.2020
Nicaragua

Un acróbata cruza en un cable el lago de lava de un volcán

El estadounidense Nik Wallenda logró atravesar 'La boca del infierno' sobre el volcán Masaya

05.03.2020 | 06:37
El acróbata Nik Wallenda cruza sobre un cable uno de los volcanes más activos del mundo.

El acróbata estadounidense Nik Wallenda cruzó este miércoles sobre un alambre el estanque de lava del volcán nicaragüense de Masaya, uno de los más activos del mundo, un lago ardiente apodado "La boca del infierno" que hierve a más de 1.100 grados centígrados.

El estadounidense, de 41 años, que caminó sobre un cable con un diámetro de 2,5 centímetros y 550 metros de longitud, finalizó el cruce en medio de aplausos de los asistentes y con un beso de su esposa.

Durante su recorrido, en el que se auxilió de una vara de contrapeso que le fue de gran ayuda ante el fuerte viento reinante, se quitó las gafas y la máscara con la que se protegía de los gases que emanaba el volcán Masaya, cuyo cráter, llamado Santiago, tiene un lago de lava activo.

Antes de iniciar su hazaña, Wallenda dijo a los organizadores que un error podría costarle la vida y, por tanto, consideraba ese cruce como el más peligroso de su existencia.

"Yo estaba preparado, pero los vientos eran impredecibles, pero yo siempre entreno en mis cruces", declaró a los organizadores, tras finalizar el recorrido.

La boca del infierno

Wallenda aseguró que el viento en Nicaragua fue más fuerte que cuando cruzó el Gran Cañón, en Estados Unidos.

Sobre su travesía, antes de la cual oró junto a su familia, destacó que "solo ver la lava" del volcán Masaya "fue una cosa grande".

El equilibrista estadounidense llevaba consigo una máscara protectora y gafas para combatir las columnas de gas tóxico que emanana del lago de lava que hierve dentro del cráter, apodado "La boca del infierno".

Durante su recorrido por el volcán Masaya, que emite más de 330.000 toneladas de dióxido de carbono cada año, Wallenda dio pasos lentos pero seguros.

El peligroso espectáculo fue transmitido en vivo por la cadena de televisión ABC, que tuvo la exclusividad del evento y contó con el apoyo del Gobierno de Nicaragua.

La hazaña fue filmada con 17 cámaras y cuatro drones, y 290 personas trabajaron en la producción, según los organizadores.

Previamente hubo una presentación de acrobacia de Erendira Wallenda, esposa de Nick, que también usó máscaras para protegerse de los gases.

El caminante de alambre de séptima generación de los conocidos como "Flying Wallendas" ha caminado sobre el Gran Cañón, las Cataratas del Niágara y 25 pisos sobre Times Square.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook