Cientos de manifestantes lograron este martes irrumpir por la fuerza en la sede de la Asamblea Legislativa de Hong Kong, superando el despliegue de agentes de la Policía, que en un primer momento optaron por retirarse ante el empuje de la movilización.

Tras varias horas de asedio, cientos de manifestantes lograron acceder por la fuerza a la Asamblea Legislativa protegidos por escudos de fabricación casera, cascos amarillos y paraguas. Tras provocar numerosos daños en el hemiciclo, los manifestantes optaron por abandonar la Cámara ante el avance de la Policía, que cargó contra los manifestantes y logró dispersarles.

Manifestantes toman el Parlamento de Hong Kong en plena oleada de protestas

La manifestación contra la reunificación con China se lleva a cabo todos los años. Este año las protestas coinciden con los disturbios registrados en Hong Kong a lo largo del último mes debido al polémico proyecto de ley de extradición.

La propuesta de ley plantea la posibilidad de extraditar a China a algunos detenidos en Hong Kong, en lo que sus detractores consideraban una posible amenaza para la seguridad de los arrestados, dada la precaria situación de los Derechos Humanos en el gigante asiático.