02 de mayo de 2019
02.05.2019

Wilmer Guaidó: "Mi hijo está bien y con ganas de seguir adelante"

La Guardia Nacional cargó ayer contra los manifestantes que secundaban la convocatoria del presidente interino

02.05.2019 | 08:27
Ilustración de Nicolás Maduro realizada por Montecruz.

Por su parte, miles de chavistas se congregaron en el palacio presidencial

Wilmer Guaidó, padre del líder opositor, Juan Guaidó, afirmaba ayer que su hijo está tranquilo, se encuentra bien de salud y "con ganas de salir adelante".

Wilmer Guaidó, que reside en Tenerife desde hace 16 años, participó en una concentración en Santa Cruz donde más de un centenar de personas reclamaron democracia y el cese del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El padre del presidente interino valoraba que su hijo hubiera reaparecido ayer en Caracas en una manifestación, de la que celebró que miles de personas hayan salido a las calles protestando contra el Gobierno de Nicolás Maduro, "a pesar de la intimidación".

El padre del líder opositor admitió que está preocupado por la tensión que se vive en Venezuela, al tiempo que señalaba que todo es bastante confuso.

"El pueblo está ansiando libertad y con ganas salir de todo porque esto ya parece una película de terror", manifestaba, y comentó que "las grandes batallas son así" y ya "no hay vuelta atrás", antes de expresar su confianza en que se esté "a punto ya" de instaurar la democracia en Venezuela.

Aunque no ha podido hablar recientemente con su hijo, algo "que nadie puede hacer", sí desveló que ha intercambiado algunos mensajes a través del móvil y que le ha dado su bendición.

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) cargaba ayer contra los manifestantes que secundaban la convocatoria del autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, a marchar por Caracas y otras ciudades en el marco de la 'Operación Libertad', cuyo objetivo es derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro.

Guaidó había citado a los venezolanos a las 10:00 (hora local) en catorce puntos de concentración en Caracas, a donde han empezado a llegar a cuentagotas acusando el cansancio del día anterior. "Estoy aquí por mi muchacha. Yo creo que este es el momento. Hay que salir a la calle", dijo una mujer junto a su hija a la cadena local Vivo.

El líder opositor logró movilizar a miles de personas que se manifestaron pacíficamente en la zona oriental de Caracas y en otros rincones de la geografía venezolana, si bien la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) repitió las cargas del martes.

Según el diario venezolano El Nacional, las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes de Altamira y Florida, en Caracas, y en la ciudad de Barquisimeto. El Observatorio Venezolano de la Conflictividad Social confirmó los choques en Altamira y Florida y añadió El Paraíso, en Caracas.

Entretanto, en la zona occidental de la capital, miles de chavistas respondieron a la invitación de Maduro a congregarse en el palacio presidencial como prueba de la unidad nacional tras lo que consideró una "escaramuza golpista" que fue derrotada.

"La clase obrera se moviliza en todo el país para celebrar su día y defender sus logros, con una gran marcha que le dirá NO al golpismo y NO a la injerencia yankee. ¡Nervios de Acero!, ¡Calma y Cordura!", ha escrito el presidente venezolano en Twitter.

Guaidó proclamó el martes el inicio de la 'Operación Libertad', asegurando que tenía el apoyo de "un grupo importante" de militares. Consiguió movilizar a miles de personas por Caracas y otras ciudades y que más uniformados se sumaran a su causa, pero no logró que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y las Fuerzas Armadas cambiaran de bando. Según la versión de Estados Unidos, Padrino y otros hombres fuertes estaban convencidos pero Rusia y Cuba alertaron a Maduro.

Las cargas de la Guardia Nacional Bolivariana contra los manifestantes, con gases lacrimógenos y balas de goma, dejaron al menos un muerto, más de cien personas resultaron heridas y al menos 119 fueron detenidas.

Leopoldo López, en la embajada española

El Gobierno confirmó que el líder opositor Leopoldo López, su mujer Lilian Tintori y su hija se encuentran en la residencia del embajador de España en Caracas (Venezuela) tras abandonar la embajada de Chile. Después de que fuentes del entorno del autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y el ministro de Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, hubieran informado de que López y su familia se habían trasladado a la Embajada española, el Ejecutivo lo corroboraba de manera oficial.

En un comunicado, el Ejecutivo ratificó la información. Además, Alberto Ravell, de la oficina de prensa de Guaidó, indicaba que López y su familia habían solicitado derecho de asilo al Gobierno de Chile.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas