Sellos reivindicativos para luchar contra el cambio climático

Contenido ofrecido por:  

La serie “Protest Stamps”, ilustrada con imágenes de pancartas por el clima, es una de las iniciativas lanzadas por Correos en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebra estos días en Madrid

Personajes y acontecimientos históricos, efemérides, representantes de la cultura, monumentos, especies animales en peligro de extinción, productos con denominación de origen y tesoros gastronómicos como la paella. Si alguien ha pensado que todos los sellos son iguales es que no se ha fijado bien en la variedad de temas que ilustran las estampillas postales que usamos para franquear los envíos e, incluso, algunos coleccionan. A todos estos motivos se une ahora la lucha contra el cambio climático.

Coincidiendo con la Cumbre del Clima de Naciones Unidas en Madrid (COP25), Correos ha lanzado la serie “Protest Stamps” (sellos reivindicativos, en su traducción del inglés). Se trata de una colección de sellos y postales prepagadas que incluyen diez ilustraciones con mensajes plasmados en pancartas de algunas de las protestas que han protagonizado miles de jóvenes en todo el mundo para concienciar del calentamiento global.

“Los sellos viajan por todas partes, se cuelan en cualquier lugar. ¿Y si fueran el vehículo perfecto para que un mensaje importante llegue más lejos?” se preguntan en el vídeo de la campaña. Además de lograr este objetivo, lo recaudado por la adquisición de postales se destinará a proyectos de biodiversidad.

Para dar visibilidad a esta acción, Correos ha instalado en la fachada de su sede central en Madrid un vinilo realizado con materiales que reducen la concentración de NOx en su entorno, mejorando así la calidad del aire que respiramos. Este vinilo se mantendrá hasta el próximo 13 de diciembre, fecha en la que la Conferencia de Naciones Unidas llegará a su fin.

Compromiso con el medio ambiente

La compañía tendrá además presencia en la COP25 dentro del Stand EEPP (Empresas Públicas), en el que se pondrán en valor las diferentes acciones que llevan a cabo en materia de desarrollo sostenible. En concreto, Correos presentará su estrategia de sostenibilidad el día 7, repasando algunos de sus proyectos ligados a Economía Circular, Emisiones, Movilidad Inteligente y Valor Local. Además, durante la Cumbre los carritos de reparto de los carteros de la provincia de Madrid, unos 2.500, lucirán carteles conmemorativos de este encuentro de trascendencia global.

Entre las distintas iniciativas de Correos en el marco de la COP25 destaca también el lanzamiento de un piloto para facilitar el “redondeo climático” en sus oficinas. El piloto se llevará a cabo en 7 sucursales en toda España, más la de la sede central y la estafeta de IFEMA, recinto que alberga la Cumbre. Los clientes que vayan a estas oficinas, tendrán la posibilidad de redondear su compra y contribuir económicamente al desarrollo de un proyecto con impacto positivo en el medio ambiente. Durante los primeros meses lo recaudado se destinará a la campaña: Salvar al Gorrión.

Correos, como empresa que desarrolla su actividad protegiendo y mejorando el entorno, pone en marcha estas iniciativas para sensibilizar a la sociedad sobre la urgencia de actuar de forma inmediata para frenar el cambio climático. El tiempo se acaba y en esta Cumbre deben acordarse los reglamentos de desarrollo del Acuerdo de París, concebido como el primer pacto mundial vinculante en defensa del clima del planeta.

Este acuerdo, ratificado hasta ahora por 187 países, entra en vigor el año que viene y marca el ambicioso objetivo de mantener el aumento de la temperatura del planeta muy por debajo de los 2 grados, respecto a los niveles preindustriales.

Como advirtió la ONU recientemente, si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan al ritmo actual, a final de siglo la temperatura subirá más de tres grados. En este contexto, todos, ciudadanos, gobiernos y empresas, tenemos la responsabilidad de generar y apoyar la transición hacia un futuro sostenible. Es una demanda que se escucha estos días en la COP25, en las calles, en los gritos de una generación de jóvenes concienciados y, ahora también, en los sellos reivindicativos de Correos.

Vinilo instalado en la fachada de la sede central de Correos en Madrid