“La dermatitis atópica grave es una enfermedad muy cruel”

Dr. Pedro Herranz, jefe del servicio de dermatología del Hospital La Paz de Madrid

Esta patología tiene efectos visibles en la piel pero también consecuencias psicológicas negativas tales como alteraciones del sueño, ansiedad, depresión o aislamiento. Los nuevos tratamientos vaticinan un futuro esperanzador con medicamentos más eficaces y seguros.

Las personas que sufren dermatitis atópica (DA) son un 44% más propensas a tener ideas suicidas y tienen un 36% más de probabilidad de cometer un intento de suicidio. Así lo concluye un meta-análisis de 15 estudios observacionales sobre tendencias suicidas publicados entre los años 40 y 2018, que ha sido publicado recientemente en la revista JAMA Dermatology.

Impacto físico y psicológico

“Es absolutamente comprensible”, opina al respecto el Dr. Pedro Herranz, jefe del servicio de dermatología del Hospital La Paz de Madrid. “Se ha banalizado y frivolizado mucho la dermatitis. Es cierto que esta patología, en su forma leve, afecta al 20% de los niños españoles y con cuidados diarios de la piel, buen manejo e información sanitaria, afortunadamente va desapareciendo al llegar a la adolescencia. Pero hay un pequeño porcentaje de casos en los que es mucho más intensa, hasta cruel. Hablamos de dermatitis atópica grave porque los síntomas clásicos de la enfermedad – erupciones cutáneas, picor, sequedad, grietas, eritema y decamación de la piel- hacen que el paciente no pueda llevar una vida normal. Puede incapacitarle y provocar alteraciones neuropsiquiátricas, como ansiedad o depresión, incluso ideación suicida. Pensemos, por ejemplo, en una persona joven que tiene que levantarse para ir al trabajo y que noche tras noche no puede dormir por culpa de los picores. No puede trabajar, no puede relacionarse, se aísla… su calidad de vida es lamentable”, explica.

Los pacientes con DA deben acudir a la consulta del dermatólogo | Shutterstock

El Dr. Herranz, participante en el simposio sobre DA organizado en el marco del Congreso nacional de dermatología y venereología celebrado el viernes en Barcelona, insiste en que se tiende a pensar que esta enfermedad inflamatoria crónica es algo común “solo de niños” y “solo de la piel”. El último dato que se conoce en España dice que la DA grave afecta al 0,08% de la población, pero lo cierto es que “la gravedad de una dermatitis es muy difícil de valorar”: “No es solo observar la piel, medir si pica mucho o pica poco, sino ver cómo la enfermedad afecta a la persona en su totalidad, a su familia, la carga física, pero también la psicosocial…”

Pero junto a las comorbilidades psiquiátricas, también desencadenadas por la estigmatización y la vergüenza que pueden sentir los pacientes, la DA lleva asociadas otras patologías. Como apunta el experto, por un lado, están las enfermedades clásicas, como las alergias alimentarias, el asma y la rinitis, y por otro, “los pacientes con DA grave tienen mayor riesgo de presentar un cuadro de inflamación crónica en todo el organismo que se traduce en mayor riesgo de problemas cardiovasculares futuros”.

Origen de la DA

En el servicio de dermatología del Hospital La Paz de Madrid, como centro de referencia, aproximadamente un 15% de los pacientes con DA que tratan presentan formas graves de la enfermedad. “Entre ellos, hay personas que desarrollaron la DA de niños, la mantuvieron en la adolescencia y llegaron a la edad adulta. También hay un porcentaje estimable de pacientes que sin haber tenido antecedentes claros de dermatitis en la infancia, desarrollaron la forma grave de adultos. Y un tercer grupo, muy frecuente, de niños que mejoraron durante la adolescencia, parecía que se habían curado y, luego, de repente, tienen un rebrote grave en la edad adulta”, responde el dermatólogo al tratar de explicar las posibles formas de evolución de la enfermedad.

“La DA es una enfermedad muy desconocida y compleja. Sabemos que se trata de una inflamación sistémica asociada a factores genéticos e inmunológicos, todo ello mezclado con desencadenantes ambientales, como un mal cuidado de la piel o el estrés. Hay que seguir investigando para aprender más sobre esta patología y desentrañar, por ejemplo, qué factores y parámetros inmunológicos hacen que la enfermedad se oculte o disminuya durante algunos años y luego reaparezca con tanta fuerza”.

Nuevos tratamientos y opciones terapéuticas

La dermatitis atópica provoca erupciones cutáneas, picor, sequedad, grietas, eritema y decamación de la piel | Shutterstock

En muchos pacientes con dermatitis atópica (DA) la gravedad de su enfermedad se subraya al seguir existiendo la necesidad de encontrar “opciones de tratamiento eficaces a largo plazo”. Para los estadios leves de la enfermedad, explica el doctor, “en algunos casos usamos corticoides tópicos y fármacos inmunomoduladores. Los fármacos inhibidores de la calcineurina son también opción en el tratamiento del eczema. Cuando la cosa se pone peor y tenemos que administrar un tratamiento por vía general, es cuando empiezan a surgir problemas porque los tratamientos clásicos, los corticoides, la ciclosporina, el metrotrexato… funcionan mal y poco. Son todos fármacos inmunodepresores que tienen un efecto positivo pero que se asocian a toxicidad acumulativa y a riesgo de efectos adversos a medio plazo. “Con pacientes en los que la DA se prolonga en el tiempo, vamos agotando los medicamentos y nos quedamos absolutamente sin nada. La enfermedad, a pesar de ser tan frecuente, se queda huérfana y los pacientes se desalientan, abandonan los tratamientos o empiezan a automedicarse”

Ante este panorama, el Dr. Herranz se muestra muy ilusionado ante los nuevos tratamientos y opciones terapéuticas: “Nos encontramos en un momento de desarrollo farmacológico para la DA grave muy esperanzador. Los nuevos medicamentos, más eficaces y seguros, vaticinan un futuro en el que probablemente seremos capaces de abordar esta enfermedad de forma global, para que el paciente no vea mermada su calidad de vida, tanto desde el punto físico como psicológico”. “Dentro de poco vamos a disponer de distintos fármacos biológicos para la DA. Creo que estos avances científicos que ya estamos ensayando en los hospitales, van a revolucionar el mundo del tratamiento de la DA grave”, afirma.

“Nos encontramos en un momento de desarrollo farmacológico para la DA grave muy esperanzador. Los nuevos medicamentos, más eficaces y seguros, vaticinan un futuro en el que probablemente seremos capaces de abordar esta enfermedad de forma global, para que el paciente no vea mermada su calidad de vida, tanto desde el punto físico como psicológico”

Dr. Pedro Herranz

“Esos pacientes que se han resignado, que se automedican de forma irregular, que toman cortisona de forma arriesgada o que han perdido la fe en sus médicos porque siempre les han dicho lo mismo, deben acudir a la consulta del dermatólogo, renovar la información que tienen sobre su enfermedad, conocer las nuevas posibilidades de tratamiento y dejarse asesorar. El abordaje y tratamiento exitoso de la DA grave requiere al 100% la colaboración del paciente”, indica. Y añade: “Antes te mencionaba el porcentaje del 0,08% de pacientes con DA grave, pero yo creo que esto va a ser como el ‘Winter is coming’ de Juego de Tronos. En cuanto los nuevos medicamentos innovadores se empiecen a extender, muchos pacientes que aún no conocemos empezarán a acudir a consulta y el porcentaje aumentará”

Y ¿cómo de importante es la prevención y el autocuidado de la piel? “Fundamental. La educación y el cuidado de la barrera cutánea en todo momento, desde la infancia más temprana y de forma continuada es esencial para evitar que aparezcan eczemas, pero también para el desarrollo de las enfermedades asociadas.”

Zonas habituales de afección de la dermatitis atópica

Relacionadas
DA ¿Qué es?

¿Sabes lo que puede llegar a sufrir una persona con dermatitis atópica grave?

Desencadenantes

Descubre cuales son los factores a evitar para aliviar los síntomas

El profesional

Hablamos con el doctor Gimeno quien explica cuestiones relacionadas con la dermatitis atópica grave de una manera muy didáctica

Tratamiento

El tratamiento de la DA es multidisciplinar y trata de combinar varios factores

El paciente

Aprender a vivir con la dermatitis atópica grave

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar